En veremos, el dinero para la Academia de Cine

Los 500 millones de pesos adicionales al presupuesto de egresos para el sector Cultura, permitirán a la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) obtener, si es integrada, apoyos financieros para continuar defendiendo la cinematografía nacional en todas sus facetas, tanto en México como en el extranjero. Su presidente, Ernesto Contreras, comenta que la noticia causó desconcierto en el seno del organismo, y confía en conseguir los fondos necesarios. 

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Creada en 1946 para promover la difusión, la investigación, la preservación, el desarrollo y la defensa del cine, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) ahora debe competir por su presupuesto en el Programa de Apoyos a la Cultura (A268), donde se destinaron los 500 millones de pesos adicionales al ramo 48 de cultura del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019.

Lo insólito es que a la AMACC no se le asignó, justo en el ramo 48, ninguna cantidad “sugerida”; aunque ahí en general son pocos los proyectos que difunden el cine que se tomaron en cuenta, como:

Retrospectiva del Cine (250 mil pesos), en Veracruz; Cine Móvil para Todos de Xaloztoc (un millón 500 mil), Cinemóvil Nuestro Cine Sanctorum, de Lázaro Cárdenas (un millón 700 mil), y Cinemóvil Uniendo Comunidades, de San Pablo del Monte (un millón 752 mil 800), en Tlaxcala; Cine Comunitario y Artes Escénicas (dos millones), en Ciudad de México; Festival Internacional de Cine de Guadalajara (7 millones) y Exposición Guillermo del Toro: En casa con monstruos (un millón), en Jalisco; 17 Festival Internacional de Cine de Morelia (9 millones 500 mil pesos); y los proyectos nacionales Caravana de Curso de Cine Infantil y Juvenil (tres millones), en 9 comunidades indígenas de la República Mexicana, Documental Ambulante (7 millones de pesos) y Homenaje de Ídolos al Cine Mexicano (dos millones).

Además, se le bajó el presupuesto a instancias cinematográficas, como la escuela Centro de Capacitación Cinematográfica, a la cual le fijaron 28 millones 709 mil 284 pesos; en 2018 le dieron 30 millones 368 mil y ahora le quitaron un millón 659 mil 296. Los Estudios Churubusco Azteca quedaron con 29 millones 620 mil 195, cuando el año pasado obtuvieron 39 millones 388 mil 807; le quitaron 9 millones 768 mil 612. La Cineteca Nacional contará para este 2019 con 43 millones 669 mil y el año pasado abarcó 47 millones 216 mil 656; le restaron 3 millones 546 mil 872. Al Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) le estipularon 231 millones 243 mil 96, siendo que el año pasado operó con 274 millones 272 mil 322; le sustrajeron 43 millones 29 mil 226.

Cabe recordar que la Academia no sólo premia lo mejor del cine mexicano con el Ariel; sino que también propone por medio de votos de sus miembros el filme que representará a México en el Óscar, como lo hizo con Roma, de Alfonso Cuarón, nominada a 10 estatuillas en la Meca del Cine y a los Goyas de España. Ernesto Contreras, presidente de la AMACC, expresó para Proceso su opinión en torno a que esta instancia no fue tomada en cuenta en el Presupuesto de Egresos:

“De entrada, fue un gran desconcierto. Finalmente la AMACC pertenece a toda la comunidad cinematográfica y es importante.”

Externó que están en comunicación con la Secretaría de Cultura federal, “la cual va a lanzar una convocatoria para realizar asignaciones, así que aplicaremos como cualquier otro, digamos, como los festivales de cine, en fin, para todos los proyectos culturales esperando que resultemos apoyados y poder seguir operando”.

El director de Sueño en otro idioma, Las oscuras primaveras y Párpados azules se refiere a que la Academia participará en el A268, donde se encuentra el Programa Apoyo a Festivales Culturales y Artísticos (Profest), los proyectos de las comunidades mediante el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (Pacmyc), y a la infraestructura y sus actividades por medio del Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE).

El 31 de diciembre pasado, Alejandra Frausto informó en un boletín que los 500 millones de pesos adicionales no sólo se aplicarían para esos rubros arriba mencionados, señalando que “las reglas de operación de la partida presupuestaria S268 se darán a conocer de manera oportuna, y que éstas serán transparentes y públicas, al tiempo que se permitirá a más integrantes de la comunidad cultural acceder a estos recursos”.

Ernesto Contreras confía en que los apoyos llegarán a la AMACC, al tiempo que “estamos conscientes de las políticas de austeridad, los recortes y los ajustes. Hablando con la Secretaría de Cultura, me queda clarísimo que están conscientes de la importancia de esta instancia y de todas las actividades y el trabajo que efectuamos. En las mesas que se organizaron expusimos nuestras conclusiones de cine-educación, derecho de las audiencias, puntos muy claros de nuestra propuesta de trabajo”.

Al cuestionarle si sabe por qué no fue incluida la Academia en el Presupuesto, alude que le explicaron que al final recibieron casi seis mil proyectos “y fue muy complicado realizar una distribución entre todos los estados de la República”.

Compromiso con el 7° arte

Rememora Contreras que el año pasado la Cámara de Diputados les proporcionó cuatro millones de pesos y luego se logró una ampliación de presupuesto vía la Secretaría de Hacienda, a través de la Secretaria de Cultura, por cinco millones más.

“Entonces en total tuvimos 9 millones de pesos el 2018”, resalta el creador fílmico. Para 2017, sólo recibió 3 millones 500 mil pesos, casi 10 millones menos que el 2016; entonces, la ceremonia del Ariel estuvo a punto de no organizarse; pero se realizó, aunque de manera modesta.

La AMACC interviene en restauración de películas; emprende un foro por el cine mexicano, organiza encuentros con las academias iberoamericanas de cine y un programa para la formación de públicos para el cine mexicano. Está comprometida con que el cine mexicano se conozca y valore en México y en el extranjero; realiza ediciones de libros acerca del desarrollo de la industria del cine mexicano; enarbola batallas contra la censura y los agravios laborales, en pos de la libertad creativa y laboral de los cineastas mexicanos. Actualmente cuenta con 46 miembros activos.

Ninguno de los integrantes recibe sueldo, refiere Contreras:

“No obtienen ningún beneficio económico, trabajamos simplemente por nuestro compromiso con el cine. Pero hay una planta de trabajadores en la Academia que por supuesto están contratados y reciben un sueldo.”

La Casa Luis Buñuel, donde vivió el director de cine Luis Buñuel, ahora sede de esta organización de cine, fue entregada en comodato por diez años por el gobierno de España, recuerda:

“La luz y el agua las cubre la Secretaría de Cultura, porque es parte del convenio con el gobierno de España; pero todo lo demás que efectúa la Academia evidentemente requiere un recurso.”

–¿Todas las academias de cine reciben un presupuesto federal?

–No, la de Estados Unidos es una industria muy fuerte, con un patronato y una organización empresarial, por así decirlo. La academia española recibe una parte del gobierno y otra de su venta de derechos de la gala, por ejemplo; todo el tiempo están organizando una serie de actividades para generar recursos y a esto aspiramos realmente, por eso hemos iniciado toda esta serie de actividades. Pero, bueno, es gradual y mucho el trabajo que estamos ahí realizando.

–¿Se necesita reestructurar a la Academia para que obtenga otros recursos?

–Antes que pensar en reestructurar, estamos trabajando en conseguir más apoyo. Además del presupuesto que se nos pueda asignar, buscamos patrocinios que antes no se podían, y ahora sí podemos hacerlo. Una de mis propuestas al empezar la gestión fue: “¿Por qué no abrimos esa opción?” Llevamos seis meses trabajando en ello. Espero se concreten las cosas pronto.

–¿Ha habido acercamiento con María Novaro, la nueva titular de Imcine, donde por cierto en diciembre se despidió a 60 personas de una plantilla de 200, de honorarios y de confianza (directores y subdirectores)?

–Conociendo a María Novado de tantos años, veo su compromiso, su pasión por la responsabilidad que asumió. Me parece que este es un momento en que las cosas están acomodándose y debemos ser pacientes para ver cómo aterrizan. Hemos estado en comunicación con ella y el guionista y productor de cine Edgar San Juan, subsecretario de Desarrollo Cultural, donde hemos tratado temas como el Eficine.

Cinematografía al alza

Otro dato relevante es que cada vez tiene más trabajo la AMACC, pues entre 2013 y 2018 se produjeron 918 películas, según informó Jorge Sánchez, extitular de Imcine, al término de su gestión.

A decir del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2016 el cine creció cinco veces más que el conjunto de la economía nacional, generando más de 28 mil empleos, de los cuales 40% fueron ocupados por mujeres. El gasto para consumir cine fue mayor que el de otros bienes y servicios culturales, como los libros y los conciertos; son cifras que muestran la importancia que sigue teniendo el cine en la vida cultural y de entretenimiento entre la población mexicana.

En 2018, 30 millones 500 mil personas asistieron a las salas de cine para ver películas mexicanas, y se calcularon 43 millones 200 mil de telespectadores a cintas nacionales de reciente producción en televisión abierta y de paga. Con los programas del Imcine, como la Semana de Cine Mexicano en tu Ciudad, y las plataformas digitales Pantalla Cinema México y Filminlatino, han visto cine mexicano cerca de 74 millones de espectadores.

Por lo pronto, la AMACC hace fila, mientras el gobierno de la Ciudad de México se unirá a la celebración por las diez nominaciones al Oscar que alcanzó Roma. José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, secretario de Cultura capitalino, detalló que el sábado 9 de febrero abrirá una exposición en la avenida Álvaro Obregón, de la calle Jalapa a la de Frontera, “donde se van a exhibir tanto fotografías de los actores y actrices de la película como fotografías históricas de la Colonia Roma”.

El domingo 17, a las 16 horas, habrá una visita guiada “A la Roma de Cuarón”, partiendo de Avenida Álvaro Obregón y Jalapa. Ese mismo día, a las 18 horas, la Orquesta Juvenil Esperanza Azteca ofrecerá un concierto en el Jardín Pushkin. Y con el afán de acompañar la ceremonia número 91 de los Premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, el domingo 24 “estamos tramitando junto con la productora la posibilidad de exhibir la película en la Plaza Río de Janeiro”, donde a las 18 horas se hará un enlace con la alfombra roja del Teatro Dolby de Los Ángeles. Otra alfombra roja más sucederá, de manera paralela, en la colonia Roma.

Este reportaje se publicó el sábado 3 de febrero de 2019 en la edición 2205 de la revista Proceso.

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Comentarios