Standard & Poor’s cambia ahora su perspectiva para Pemex de estable a negativa

CIUDAD DE MÉXICO (apro).–La agencia calificadora Standard & Poor’s revisó la perspectiva de calificación de Petróleos Mexicanos (Pemex) de “estable” a “negativa”.

De acuerdo con un reporte publicado este lunes, la firma señaló que dicha modificación se debe al continuo deterioro de los perfiles de riesgo de negocio y financiero de la empresa que ha comprometido la recuperación de sus principales líneas de negocio.

“Además, consideramos que el plan financiero para restaurar los fundamentos crediticios de la petrolera es insuficiente respecto de las necesidades multianuales de inversión de capital”, advirtió la agencia calificadora.

Según S&P la confirmación de las calificaciones de Pemex y sus subsidiarias refleja la expectativa de una probabilidad casi cierta de apoyo extraordinario de parte del gobierno a la empresa, ante un escenario de estrés financiero.

“Esto se basa en nuestra evaluación del rol crítico que tiene Pemex para el gobierno mexicano, tanto desde el punto de vista económico como para la ejecución de la política energética del país”, explicó la calificadora.

Agregó que “nuestra evaluación también captura el vínculo integral entre Pemex y el gobierno que detenta la propiedad total de la empresa, y que considera la elevada participación gubernamental en todas las decisiones estratégicas”.

Standard & Poor’s agregó que la evaluación se refuerza por el respaldo público que expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador el 14 de febrero de 2019 para asegurar que PEMEX se beneficia del apoyo federal, y que la empresa cumplirá en tiempo y forma con todas sus obligaciones financieras.

“El respaldo federal también es evidente a través de asignaciones incrementales aprobadas para Pemex en el presupuesto federal de 2019, que incluyen una inyección de capital por 25 mil millones de pesos mexicanos, así como el plan de monetizar anticipadamente pagarés federales relacionados con pasivos laborales de la empresa”, señaló el reporte.

S&P dejó claro que estas acciones son insuficientes para atender completamente las necesidades de fondeo de la petrolera, pero “sin duda contribuyen al historial de respaldo gubernamental para la empresa”.

Hacia adelante, la agencia calificadora asume que la empresa lograría contener el descenso en la producción de petróleo crudo y que esta se estabilizara en poco menos de 1.90 millones de barriles diarios (mbd).

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios