El peso se recupera, pese a los pronósticos de calificadoras

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— Después de seis jornadas consecutivas a la baja, el peso recuperó terreno frente al dólar, pese a las modificaciones recientes de Standard & Poor’s a la perspectiva de las notas crediticias de Petróleos Mexicanos y algunos participantes del sistema financiero mexicano.

En sucursales bancarias, el billete verde se ofertó en 19.66 unidades; mientras que en operaciones al mayoreo se cotizó en 19.25 pesos, es decir, 0.40% más barato que el pasado lunes.

“La estabilidad del tipo de cambio se debe a que los participantes del mercado ya han descontado las opiniones más recientes de las agencias calificadoras, que observan un deterioro del perfil de riesgo de México y están a la espera de información económica adicional que dé claridad al panorama de crecimiento del primer trimestre”, señaló el análisis del banco Base.

Agregó que aunque existen importantes riesgos a la baja para el crecimiento económico, debido a la incertidumbre y su efecto negativo sobre la inversión, el consumo podría seguir creciendo durante los primeros meses del año, evitando una rápida desaceleración de la actividad económica.

El Banco Base destacó que esta mañana, el indicador de confianza del consumidor de febrero se ubicó en 48.81 puntos, 2.3 puntos por arriba de la lectura de enero y máximo desde abril de 2001, cuando inicia la serie.

El mayor salto se dio en el indicador que mide la opinión sobre la situación económica del país al día de hoy en comparación con hace 12 meses, el cual subió 4.7 puntos en febrero a 45.5 puntos.

Al pendiente, observaciones de calificadoras

Según el análisis, aunque hoy el tipo de cambio se destacó por una disminución de la volatilidad, no se puede descartar que en las próximas sesiones se observen nuevas presiones al alza, ante nuevas observaciones de agencias calificadoras, en particular Moody’s, que al día de hoy mantiene en estable la perspectiva para la calificación crediticia de México, en contraste con Fitch y Standard & Poor’s.

En la sesión, Moody’s dijo que alzas en los niveles de violencia y delincuencia en el país aumenta el riesgo crediticio de las empresas, detallando que este factor de riesgo causará un debilitamiento en los ingresos de los próximos 12 y 18 meses para la industria petrolera y el sector turismo.

De acuerdo con la agencia, los costos asociados a la inseguridad también representan un riesgo para algunas industrias, tales como la industria de alimentos y bebidas, la industria minera y el comercio minorista.

Cabe notar que Moody’s resaltó que un incremento en la delincuencia y la inseguridad es un factor de riesgo para el crecimiento de la actividad económica, con el potencial de disminuir los ingresos fiscales.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios