El Papa endurece las leyes contra la pederastia en El Vaticano

El Papa Francisco en el Vaticano. Foto: AP El Papa Francisco en el Vaticano. Foto: AP

ROMA (apro).- En el enésimo intento de erradicar la plaga de la pederastia, El Vaticano anunció este viernes nuevas medidas para combatir los abusos de menores por parte de miembros de esta institución que residen en la Ciudad de Vaticano.

El paquete de medidas constituye el primer resultado concreto tras la reunión extraordinaria sobre pederastia, convocada en febrero pasado por el papa Francisco, ante la nueva avalancha de denuncias que sacudieron a la Iglesia católica en el último año y medio.

No obstante, el alcance de la novedad legislativa es limitado; afectará a los abusos cometidos dentro de la Ciudad del Vaticano o por personal residente en el diminuto Estado.

“Se trata del primer paso importante como consecuencia del encuentro de las Conferencias Episcopales, ya anunciado el pasado 24 de febrero”, explicó El Vaticano, en una nota.

En concreto, El Vaticano ha anunciado que la nueva legislación contempla que el delito de abuso sexual prescriba 20 años después de que la víctima menor de edad cumpla 18 años.

Asimismo, se reitera la obligación de denunciar los abusos a las autoridades civiles, una práctica que en el pasado fue ampliamente obviada por el clero en todos los continentes.

En esta línea, el Papa también ha previsto que los culpables de encubrimiento, ya sea porque omitieron denunciar o obstaculizaron de alguna manera, sean sancionados con multas de mil euros hasta 5 mil euros, una suma muy moderada y de la que los culpables estarán eximidos si amparados por el secreto de confesión.

Con todo, en caso de que la persona responsable es un oficial de la policía vaticana, la pena será de hasta seis meses de cárcel.

Además de ello, se pide “atención pastoral adecuada a las víctimas y sus familias, apoyo espiritual, médico, psicológico y legal adecuado y el derecho a un juicio justo e imparcial”.

Y, de ser probado el delito, se reitera que “la persona condenada por abusar de un menor o una persona vulnerable será removida de su cargo”.

Ante casos falsos, en cambio, se hará todo lo posible para “rehabilitar la buena fama de quien ha sido acusado injustamente”, según se lee en uno de los tres nuevos documentos difundidos por El Vaticano.

Tres documentos

El primero de estos es un “motu proprio” de Francisco en el que se modifica la ley vaticana, el segundo (la ley N. CCXCVII) apunta explicar las modificaciones de la norma y el tercero contiene “líneas guías” para hacer frente estos casos.

Las nuevas leyes se aplicarán a todos los empleados de la Ciudad del Vaticano, a la curia romana (el conjunto de órganos de Gobierno de la Santa Sede), y a todo el personal diplomático que trabaja en las nunciaturas (las embajadas del Vaticano en el exterior).

De igual manera, también se creará un servicio de ayuda para las víctimas de abusos, con personal calificado, donde también podrán recibir atención psicológica y médica, así como asistencia jurídica.

Y, en paralelo, El Vaticano también anunció que próximamente se pondrán en marcha cursos de formación sobre explotación, abuso sexual, maltratos a menores y personas vulnerables, así como sobre cómo identificar si una persona es víctima de estos delitos.

Por otra parte, también queda estrictamente prohibido que se “inflijan castigos corporales de cualquier tipo, se establezca una relación preferencial con un menor de edad, dejen a un niño en una situación potencialmente peligrosa debido a su seguridad mental o física, recurran a un menor de manera ofensiva o se involucren en conductas inapropiadas, discriminen a un menor o un grupo de niños”.

Y, de igual manera, que prohíbe de pedir “a un niño que guarde un secreto, den regalos a un menor que discrimine al resto del grupo, fotografíen o filmen a un menor sin el consentimiento por escrito de sus padres o tutores y que publiquen o difundan, a través de la red o la red social, imágenes de un niño de una manera reconocible sin el consentimiento de los padres o tutores”.

Ejemplo para otros

Con ello, El Vaticano espera que estas nuevas normas sirvan de inspiración para todas las Conferencias Episcopales en el mundo, tras la reunión con los representantes de estas instituciones hace un mes, según precisó el portavoz vaticano, Alessandro Gisotti.

“El Santo Padre desea que – también gracias a estas normas que conciernen al Estado de la Ciudad del Vaticano y la Curia Romana – madure en todos la conciencia que la Iglesia deba ser cada vez más una casa segura para los niños y las personas vulnerables”, puntualizó el Vaticano, en un nota que acompañó la publicación de los tres documentos.

“Estos actos refuerzan la protección de menores a través de la potenciación del cuadro normativo”, añadió la institución.

La ley entrará en vigor a partir del 1 de junio próximo.

Comentarios

Load More