Morena propone democratizar y transparentar recursos de la UAEMex

TOLUCA, Edomex. (apro).- En el afán de democratizar la designación del rector, garantizar autonomía de poderes y partidos, y obligar la transparencia en el uso de recursos públicos, Morena ingresó a la Legislatura local su propuesta de reforma a la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex).

La iniciativa presentada por el diputado Benigno Martínez, presidente de la Comisión de Educación, plantea reformar el artículo 5 de la Constitución Política local, de manera que la educación superior en el Estado de México sea obligatoria, y para que la Universidad transparente el uso de sus finanzas y sea fiscalizada anualmente.

De ser aprobada en sus términos, además el artículo 28 de la Ley de la UAEMex dispondrá que el rector, director, representantes del personal académico y representantes alumnos al Consejo de Gobierno y al Consejo Universitario sean electos mediante sufragio universal, personal, directo y secreto de la comunidad universitaria.

Además, deben ser electas las actuales instancias de gobierno: Consejo Universitario y los Consejos de Gobierno de los organismos académicos, para lo que se propone crear el Consejo Electoral Universitario como encargado de organizar las elecciones.

Para ser rector o director, por añadidura se requerirá grado académico de maestro o doctor, otorgado por institución pública de educación superior reconocida por la SEP; por lo menos 10 años ininterrumpidos de antigüedad como personal de la Universidad, prestando servicios a jornada completa; hacer pública su 3 de 3 al inicio y al fin del periodo, experiencia comprobada como docente y/o investigador mínimo de 10 años.

El artículo 33 dispone que el Consejo Universitario elija por mayoría de votos al rector, de entre al menos dos candidatos (durante los últimos 20 años, el candidato ha sido único), para un periodo ordinario de 4 años, “previa opinión de las partes componentes de la comunidad universitaria” resultado de una votación cuantitativa a través de sufragio personal directo y secreto de los integrantes de cada uno de los componentes de la comunidad universitaria.

Los cargos de rector, director y consejero, advierte la iniciativa, “son incompatibles, sin excepción alguna, con los cargos de elección popular, de servidor o servidora público con autoridad ejecutiva, o de carácter decisorio judicial, de los gobiernos Federal, Estatal o Municipal… con el ministerio de algún culto religioso; con los cargos o nombramientos de responsabilidad directiva o similares de partidos políticos, asociaciones sindicales u organizaciones, asociaciones o agrupaciones que tengan una finalidad partidista, electoral o religiosa”.

El artículo 23 propone que el rector “podrá separarse o ser removido del cargo” y no podrá volver a serlo (con ello se cerraría la puerta a la reelección o ratificación propuesta por el actual rector), ni ser consejero electo ante el Consejo Universitario, ni director.

Entre las nuevas facultades y obligaciones del rector, se encuentran “apegarse al cumplimiento de revocación de mandato”, entre cuyas causales se enlistan: incumplimiento de las funciones que le mandata la Ley de la UAEMex, su violación, el indebido manejo de los recursos financieros de la institución, y estar sujeto a proceso judicial por presuntos delitos de orden penal, civil y administrativos.

La propuesta contempla que la Universidad no podrá reconocer públicamente los méritos de quienes desempeñen cargos públicos de cualquier nivel de gobierno o de la administración pública, ni a ministros o dirigentes de cualquier culto religioso (en septiembre de 2017, el rector Alfredo Barrera entregó el rectorado honoris causa al entonces gobernador Eruviel Ávila).

La iniciativa además ratifica a la Legislatura local como encargada de nombrar y remover al contralor universitario (como lo mandata el Sistema Anticorrupción, aunque la UAEMex entabló un amparo contra la disposición) y al auditor externo.

El quinto transitorio dispone que “el Consejo Universitario convocará en un plazo improrrogable de 30 días naturales a partir de la entrada en vigor de la presente Ley… a elección de rector o rectora, y en un plazo improrrogable de 60 días naturales a elección de representantes estudiantes y profesores a sus respectivos órganos de gobierno y ante el Consejo Universitario”.

El sexto determina que “por esta única ocasión será la Legislatura la que nombre a los integrantes del Consejo Electoral Universitario” con cuatro profesores de reconocido prestigio con una antigüedad mínima de cinco años, y tres estudiantes con situación académica regular y promedio general mínimo de ocho.

El también morenista Max Correa recordó que la comunidad universitaria diseñó una iniciativa de ley que presentó en el mes de octubre del 2018 al grupo parlamentario del Morena.

“Les pedimos que esperaran el proceso de acercamiento con el rector para recibir su propuesta de Ley para la UAEMex y generar un espacio para un acuerdo previo de las dos, a fin de entregar un solo proyecto al Congreso estatal. Sin embargo, la Rectoría cerró el diálogo y en enero, tras realizar un foro sobre el tema, la comunidad universitaria nos presentó su planteamiento y fue revisado por Morena, quien le dio cuerpo como iniciativa”, explicó.

La propuesta fue turnada a las comisiones para su análisis y dictamen.

Comentarios