Colima recibe el cuerpo de donador múltiple de órganos

COLIMA, Col. (apro).- Hoy llegó a esta ciudad el cuerpo de Ángel Salvador Flores Paredes, un albañil de 41 años que tras ser diagnosticado con muerte cerebral se convirtió, conforme a sus previos deseos, en donador múltiple de órganos.

El pasado 19 de abril, tras haber sufrido un infarto de origen isquémico, con antecedentes de hipertensión arterial descontrolada, el hombre fue internado en el Hospital Regional Universitario (HRU) de Colima, donde estuvo en cuidados intensivos en busca de su estabilización.

Sin embargo, la Secretaría de Salud y Bienestar Social (SSBS) informó que ante el declive de su estado neurológico, en acuerdo con sus familiares, la noche del lunes 22 fue trasladado al Hospital General de Occidente en Guadalajara, en ambulancia aérea a través del Sistema de Atención Médica de Urgencias (SAMU).

Durante la transportación, el HRU coordinó acciones con la Unidad Estatal de Protección Civil y con la de vialidad para realizar el proceso con la alta seguridad requerida y por el peso del equipamiento y seguridad del traslado, el helicóptero despegó desde la Unidad Deportiva Morelos, ubicada a unas cuadras del nosocomio.

Un familiar de Ángel Salvador Flores informó que ante la imposibilidad de que éste recuperara su salud, en el hospital tapatío se cumplió su última voluntad de donar sus órganos, de los que se lograron rescatar sus dos riñones, las corneas, piel, huesos, tejidos, tendones y cartílagos.

No obstante, como consecuencia de los medicamentos aplicados cuando el paciente cayó en coma, sufrieron deterioro el corazón y el hígado, que no pudieron ser aprovechados.

Ángel Salvador Flores sostenía con su trabajo en el ramo de la construcción a sus dos hijos menores de edad y a su esposa, quienes ahora quedaron desprotegidos económicamente.

Sus restos son velados en el que fuera su domicilio particular, en la colonia Morelos del municipio conurbado de Villa de Álvarez, donde se tiene prevista para este jueves 25 la celebración de una misa en la iglesia de San Francisco de Asís, antes de partir hacia el cementerio municipal.

Comentarios