Consejero del PRI pide suspender los derechos partidarios del exgobernador Mario Marín

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Mario Marín Torres está acusado de los daños dolosos de abuso de autoridad y tortura, ilícito éste último, que no prescribe, de ahí que es procedente que se le suspendan de manera inmediata sus derechos partidarios”, pidió el consejero político del PRI, Armando Barajas.

Barajas, responsable de presentar ante la comisión de justicia del PRI las recientes demandas de expulsión de los exgobernadores de Chihuahua y Veracruz, César y Javier Duarte, exigió ahora que se le retiren al exmandatario de Puebla sus derechos políticos partidarios como medida previa a su expulsión.

Mario Marín junto con el empresario Kamel Nacif, tienen una orden de aprehensión acusados de tortura en contra de Lidia Cacho. Ambos se encuentran prófugos.

Ante esta situación, Barajas pidió a la Comisión Nacional de Justicia Partidaria que se suspendan los derechos político-partidistas del exgobernador de Puebla, Mario Marín.

En su demanda Barajas expuso que las acusaciones que han pesado sobre Mario Marín violentan los documentos internos del partido además de afectar la imagen del propio organismo político.

“El actuar doloso del C. Mario Marín Torres atenta de manera grave a la unidad ideológica del partido, ya que los delitos por los cuales se le persigue son totalmente contrarios a los principios, ética e ideología que defiende el Partido Revolucionario Institucional, pues como se encuentra definido en los documentos básicos de nuestro instituto político, el pleno respeto y observancia de los derechos humanos debe ser la base de las actuaciones de los militantes y simpatizantes”, expuso Barajas a la Comisión Nacional de Justicia Partidaria.

Comentarios