Académicos piden al Senado revise reforma educativa para evitar fines partidistas en asignación de plazas

Sesión del Senado de la República. Foto: Octavio Gómez Sesión del Senado de la República. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Investigadores y especialistas integrados en la Red Educación Derechos (RED) pidieron al Senado revisar minuciosamente la iniciativa de reforma constitucional en materia de educación que aprobó la Cámara de Diputados a fin de evitar que las plazas docentes sean asignadas con criterios políticos y no meritocráticos.

Los expertos en materia educativa que trabajan en la UNAM, CIDE, Universidad Iberoamericana y el Cinvestav, pidieron a los senadores que en la revisión de la reforma educativa que les enviaron los diputados establezcan con claridad los alcances que tendrá el artículo Decimosexto transitorio de la minuta con Proyecto de Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de los artículos 30, 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y evitar que se abra una puerta a la venta de plazas y al control sindical de las mismas.

Indican que en el artículo Decimosexto transitorio establece que “los derechos laborales de los trabajadores al servicio de la educación se regirán por el Artículo 123 Constitucional Apartado B. Con fundamento en este Decreto, la admisión, promoción y reconocimiento se regirán por la ley reglamentaria del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros”.

Advierten que por la redacción actual de este transitorio se abre un espacio para que la contratación de los docentes no sea por mérito, sino por participar en actividades políticas o sindicales, o bien por el pago de prebendas.

Los integrantes de la RED participaron en los foros realizados por la Cámara de Diputados para la reforma educativa que aprobaron esta semana y reconocen que se retomaron algunas de propuestas sobre la educación inicial y la autonomía universitaria; la educación inclusiva y el derecho a gozar de los beneficios de la ciencia; y la innovación tecnológica para toda la población, entre otras.

Pero alertaron que, así como quedó el artículo Decimosexto transitorio existe el grave riesgo de que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), por la vía del chantaje logre que se apruebe una legislación que pone a los privilegios sindicales por encima del derecho a la educación de los niños, niñas y jóvenes mexicanos.

Además de este punto, a los investigadores les preocupa que se sustituya al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) por un órgano carente de autonomía constitucional. Consideran que la eliminación de uno de los órganos constitucionales autónomos del país “es una seria llamada de atención sobre la fragilidad del orden republicano que se ha logrado construir en el país en los últimos años”.

Indican que en la reforma aprobada por la cámara de diputados existe una definición insuficiente y ambigua sobre los mecanismos para el ingreso, promoción y reconocimiento del personal docente en el servicio educativo.

También se ignora el impacto presupuestal de la reforma constitucional propuesta y se incluye un listado incompleto de materias que deberán enseñarse.

Finalmente, hacen un llamado a los senadores para que no aprueben la reforma educativa de manera inmediata sino a partir del debate legislativo abierto y que en las leyes secundarias prevalezca el enfoque de lograr el mejor marco jurídico posible para una educación integral, de excelencia, inclusiva y que corrija las desigualdades de oportunidades que caracterizan a nuestro sistema educativo.

Comentarios

José Gil Olmos, reportero desde 1998. Colaboró en el periódico El Nacional y en el diario La Jornada. Desde el 2001 es reportero de la revista Proceso. Es autor de Los Brujos del Poder, La Santa Muerte la virgen de los olvidados, Los reporteros mexicanos en la guerra de Chiapas y Batallas de Michoacán.

Load More