Antonieta Rivas Mercado, la escritora

Rivas Mercado (centro) afuera de la Catedral de Notre Dame, junto a José Vasconcelos y Carlos Deambrosis. Foto: Tomada de Twitter @CasaRivasM Rivas Mercado (centro) afuera de la Catedral de Notre Dame, junto a José Vasconcelos y Carlos Deambrosis. Foto: Tomada de Twitter @CasaRivasM

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A decir de la investigadora y escritora Tayde Acosta Gamas, la figura de Antonieta Rivas Mercado (1900-1931) produce todavía “una extraña seducción”, la describe “fascinante” y de una “extraordinaria personalidad”, cuyo conocimiento se centraba en que fue mecenas, pero no se le había dado el peso necesario a su producción literaria.

El incendio en la Catedral de Notre Dame en París sacó a relucir el nombre de Rivas Mercado, porque otro hecho tristemente afamado al cual se ha reducido su historia es su suicidio en el histórico monumento francés, inscrito en la Lista del Patrimonio Cultural de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Pero a fines del año pasado Siglo XXI Editores y la Secretaría de Cultura coeditaron en dos tomos el libro Antonieta Rivas Mercado. Obras, en el cual se arroja nueva luz sobre la vida de la impulsora del Teatro Ulises, considerado base del teatro moderno mexicano, y de la Orquesta Sinfónica Nacional, y recopila su obra literaria dividida en cuento, teatro, ensayo, prosa varia, traducción, novela y crónica.

La edición será presentada este domingo 28 de abril, a las 12:00 horas, en el marco del 119 aniversario del natalicio de Antonieta, en la Casa Rivas Mercado, con la participación de la pintora Martha Chapa, la escritora y pintora Maura Monti, la presidenta de la Fundación Conmemoraciones que rescató la casa, Ana Lilia Cepeda, el escritor y periodista Alejandro Ordorica y la autora.

La escritora y mecenas, llamada en realidad María de la Luz Antonieta Rivas y Castellanos, y no María Antonieta Rivas Mercado, María Antonieta Rivas Castellanos o María Antonieta Valeria Rivas Castellanos, nació el 28 de abril a las 12 de la noche. Fue hija del arquitecto Antonio Rivas Mercado (consentido del régimen porfirista) y de Matilde Castellanos. Y fue su padre con dos testigos, quien la llevó al Registro Civil, se revela en la copia certificada del acta de nacimiento que Acosta Gamas da a conocer en el primer tomo.

En 1987 el escritor Luis Mario Schneider (1931-1999) publicó por primera vez la “obra completa” de Rivas Mercado –cuenta Acosta–, en donde se reunieron cartas de amor y otros documentos, piezas teatrales, ensayos, novela, la crónica de la campaña electoral de José Vasconcelos, el diario que Antonieta escribió en Burdeos, entre 1930 y 1931.

Pero era necesario –considera– hacer una nueva edición y puntualizar aspectos de la figura literaria del personaje, para “corregir algunas imprecisiones que se fueron deslizando con el paso del tiempo, además de agregar otros textos” encontrados luego del trabajo de Schneider.

Destaca que no se advertía entonces su importancia literaria: Antonieta fue la única mujer de los grupos Contemporáneos y Ulises, la única mujer además que público en las revistas de dichas agrupaciones, fue “escritora, traductora, actriz, directora teatral, profesora, y auspiciadora de varios proyectos”.

Y si en su momento su obra fue criticada negativamente, “al realizar una nueva lectura observamos que Antonieta no sólo fue una escritora, sino que iba a convertirse en una magnífica escritora, muy completa. Basta leer el fragmento de la novela que dejó inconclusa para advertir que estaba comenzando un camino importante en la literatura. En ese fragmento su literatura está totalmente emparentada con la obra de sus compañeros; se lee el relato de Antonieta y se palpa el influjo que persistía en todos los integrantes del grupo Contemporáneos, el de las letras europeas: André Gide, Marcel Proust, Jean Giraudoux, James Joyce…”

La novela titulada El que huía se comenzó a escribir el 23 de enero de 1931 en Burdeos, Francia, es decir unas semanas antes de su suicidio en Notre Dame, ocurrido el 11 de febrero de ese año. Está dedicada al pintor Manuel Rodríguez Lozano, de quien estuvo enamorada. En las notas a pie, Acosta describe que la obra se encontró en los archivos del pintor, a quien “le enviaba algunos de sus escritos”. Y se publicó por primera vez en 1980.

Para asistir a la presentación literaria en la Casa Rivas Mercado, ubicada en calle Héroes 45, colonia Guerrero, es necesario registrarse en visitas@casarivasmercado.com, teléfono 2591-6666, pues si bien la entrada es libre, el cupo es limitado.

Comentarios

Load More