La intentona golpista pudo provocar gran cantidad de muertes: Maduro

BOGOTÁ (apro).- El presidente venezolano Nicolás Maduro afirmó esta noche que el alzamiento militar ocurrido en las últimas horas fue una “intentona golpista” auspiciada por “la oligarquía colombiana” y el “imperialismo estadunidense” que pudo causar una gran cantidad de muertes.

En un mensaje al país desde el presidencial Palacio de Miraflores, acompañado del alto mando de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), Maduro dijo que la “escaramuza golpista” tenía como propósito asesinarlo y llevar al caos a Venezuela.

El “pequeño grupo” de militares que participó en el alzamiento, dijo, fue derrotado por la actitud firme, leal y valiente del alto mando de la FANB.

Venezuela –aseguró– se encuentra “en paz, atenta y preocupada” por los sucesos de violencia de este martes, que provocaron unas 25 detenciones y actos de represión de la Guardia Nacional contra manifestantes opositores.

Maduro sostuvo que la asonada, cuya dimensión minimizó, trataba de imponer “un gobierno ilegítimo” y “someter a nuestro país a un modelo neocolonial de dominación, esclavizar a Venezuela”.

De igual manera, aseguró que la base aérea La Carlota, ubicada en el este de Caracas, jamás fue tomada por los militares insurrectos que aparecieron esta madrugada en un video grabado en inmediaciones de esas instalaciones con el autoproclamado presidente encargado, Juan Guaidó.

El mandatario destacó que la enorme mayoría de los militares venezolanos se mantuvieron “leales absolutamente a la revolución, al comandante en jefe y a la Constitución”.

Añadió: “Hemos venido enfrentando diversas modalidades de agresión y golpes de Estado como nunca antes en la historia de Venezuela había sucedido. La ultraderecha venezolana, la oligarquía colombiana y el imperialismo estadunidense están obsesionados con derrocar a su gobierno”.

A pesar de que la insurrección militar inició en la madrugada, Maduro sólo se refirió a ella en un mensaje de Twitter, esta mañana, proclamando la derrota del alzamiento, en medio de versiones de que se disponía a salir del país.

El secretario de Estado estadunidense, Mike Pompeo, aseguró que Maduro estaba listo para irse de Venezuela hacia Cuba, pero que Rusia lo disuadió.

“Él tenía un avión en la pista, estaba listo para irse esta mañana, por lo que sabemos, y los rusos le dijeron que debería quedarse”, dijo Pompeo en una entrevista con la cadena CNN.

En su mensaje al país, Maduro desmintió esa versión y se burló de Pompeo.

Antes de esa alocución, el autoproclamado mandatario interino de Venezuela, Juan Guaidó, difundió un video en el que aseguró que Maduro perdió el control de la FANB y que no tiene “ni el respaldo ni el respeto” de los militares.

Guaidó llamó a sus seguidores a ocupar las calles este 1 de mayo y mantener la “rebelión pacífica” para que “cese la usurpación”. Además, descartó que lo que ocurre en Venezuela sea un golpe de Estado.

De igual manera se pronunció esta mañana John Bolton, jefe del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca: “Esto claramente no es un golpe de Estado. Reconocemos a Juan Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela”.

Comentarios