NL: corren a pareja gay de taquería por estar “puteando”

“Pozole y Tacos regios”, local donde fueron sacados los hombres. Foto: Especial “Pozole y Tacos regios”, local donde fueron sacados los hombres. Foto: Especial

MONTERREY, N.L. (apro).- Dos hombres que conforman una pareja gay fueron corridos de una taquería de esta ciudad, debido a que su propietario se incomodó porque estaban “puteando” en el interior.

El incidente ocurrió el pasado 28 de abril, en el establecimiento denominado “Pozole y Tacos regios”, ubicado en la calle anillo periférico 1200-B en la colonia Colias de San Jerónimo, donde le fue impedido el reingreso a los afectados después de que fueron echados, porque el dueño señaló que no podían entrar tomados “de la manita”.

De acuerdo al video que tomó uno de los integrantes de la pareja, identificada en redes sociales como Rubén Veliz y Edwin Contreras, se observa cuando el dueño se niega a proporcionar su nombre y alega las razones por las que decidió despedirlos del establecimiento.

“Soy el dueño y puedo correr a quienes se me hinchen los huevos”, dice el hombre con mandil que se presenta como el propietario de “Pozole y tacos regios”.

En presencia de un agente de la Policía de Monterrey que se aproxima a averiguar la causa del acto aparentemente homofóbico, la pareja cuestiona al hombre su proceder.

“Porque… están puteando. De la manita, no te puedo atender. Retírate”, dice con un gesto, despidiendo a los clientes, tras lo cual cierra la puerta.

Se escucha que el uniformado dice que levanta un reporte del incidente y les aclara a los afectados que no está ni a favor ni en contra de quienes actúan en esta situación.

El que graba el video con el teléfono explica que el propietario no les quiso proporcionar servicio porque son homosexuales, lo cual representa un acto de discriminación, porque no les pueden negar el servicio por su preferencia sexual.

“Estamos en pleno siglo XXI, estamos en nuestro derecho, como cualquier pareja que se dan besos, agarrados de la mano”, alegan ante los agentes.

Inesperadamente el propietario emerge de nuevo para exponer las razones por las que los corrió.

“Esto es propiedad privada. Yo dejo entrar a quien sea. Solo quiero que se vayan. Nunca más vas a volver a entrar aquí, te lo prometo”, dice, mientras regresa al restaurante.

Ninguna autoridad se ha pronunciado sobre la difusión del video.

Comentarios

Load More