Detienen en España a Alonso Ancira y giran órdenes de aprehensión contra Emilio Lozoya y su hermana

El presidente de la acerera Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira. Foto: Eduardo Miranda El presidente de la acerera Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Policía Nacional española detuvo en Mallorca al presidente de la acerera Altos Hornos de México SA (AHMSA), Alonso Ancira Elizondo, luego que pesara sobre él una ficha roja solicitada por el gobierno mexicano, confirmaron a Proceso fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR).

A la par, después de dos meses y medio de investigación y a petición de la FGR, un juez giró órdenes de aprehensión por el delito de lavado de dinero contra el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, y su hermana, Susana Gilda Lozoya Austin.

La acerera mexicana, en un comunicado, confirmó la detención de Ancira Elizondo, su presidente del Consejo de Administración, “por razones que hasta el momento se desconocen”.

“La empresa ha activado de inmediato los protocolos necesarios para asegurar la continuidad de sus operaciones y estamos en espera de una respuesta de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a la solicitud presentada el día de hoy para el descongelamiento de las cuentas bancarias”, señaló la empresa en un documento fechado en Monclova, Coahuila.

AHMSA sostuvo que no tiene información oficial que sustente estas acciones, a las que calificó como ilegales y arbitrarias, “dado que no ha habido una actuación dolosa por parte de la Compañía o de su Presidente, ni en momento alguno se ha requerido por parte de una autoridad aclarar algún acto financiero”.

El lunes, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público confirmó el bloqueo de las cuentas de Emilio Lozoya Austin y de la empresa AHMSA.

El bloqueo de las cuentas, señaló la dependencia, se debe a que “se identificó en el sistema financiero nacional e internacional que se llevaron a cabo múltiples operaciones con recursos que presuntamente no proceden de actividades lícitas, mismos que se presumen ser derivados de actos de corrupción”.

En 2013, a un año de inicio del gobierno de Enrique Peña Nieto, bajo la dirección de Emilio Lozoya, Pemex adquirió la empresa Agro Nitrogenados, por un monto de 475 millones de dólares.

El problema es que esta compañía, una subsidiaria de AHMSA, era prácticamente chatarra porque tenía 14 años sin funcionar y el equipo tenía una antigüedad de tres décadas.

Adicionalmente, Pemex tuvo que hacer una fuerte inversión para lograr la rehabilitación de la planta que significó en total un agujero en las finanzas de la petrolera mexicana de alrededor de 760 millones de dólares.

Pese al enorme desembolso de las arcas públicas, Pemex nunca consiguió producir fertilizantes en esa planta.

Esta compra fue la pieza clave del triángulo en el que se implicó Odebrecht.

El fiscal Santiago Nieto señalo que la compañía “fue vendida a un sobreprecio que está catalogado como un tema de corrupción”, esto en información citada por el diario El País.

Un mes después de la adquisición de Agro Nitrogenados, AHMSA hizo una transferencia de casi cuatro millones de dólares a Granemouth Trading Company, una sociedad offshore con sede en Edimburgo identificada como el instrumento que utilizaba Odebrecht para el pago de sobornos a políticos y funcionarios de alto nivel de gobiernos latinoamericanos donde conseguía contratos de obra pública.

Parte de este soborno fue luego transferido a una segunda empresa pantalla y, después, a las cuentas de Emilio Lozoya, según las confesiones de directivos de Odebrecht y que reveló el periodista Ignacio Rodríguez Reyna en una investigación de Quinto Elemento Lab, en abril del año pasado.

(Con información de Alejandro Gutiérrez)

Comentarios

Load More