Insuficiente, apoyo del gobierno para que Pemex mejore su calidad crediticia: Fitch Ratings

Pemex, epicentro del huachicoleo. Foto: Miguel Dimayuga Pemex, epicentro del huachicoleo. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La agencia calificadora Fitch Ratings señaló que la reducción de impuestos adicional para Petróleos Mexicanos (Pemex), anunciada el pasado viernes 24, “va en camino correcto, pero es insuficiente para estabilizar la calidad crediticia de la empresa”.

“Aunque la tasa impositiva calculada por el gobierno no está cambiando en los campos de petróleo y gas elegibles, los impuestos reales pagados caerán debido a un aumento en el límite de costo permitido de 35% desde el 12.5% para aguas someras y de 40% para producción en campos terrestres”, explicó en un reporte la firma con sede en Nueva York.

Agregó que el límite de costo más alto sólo puede aplicarse a la producción que es rentable antes de impuestos, pero que genera pérdidas para Pemex bajo el régimen fiscal actual.

Este esquema incluye lo que se le entregó a la compañía en agosto de 2017 para una producción nominal de líquidos que exceda los 150 mbbl/d, añadió.

Según Fitch Ratings, las medidas fiscales aprobadas representarían una reducción adicional de 1.1 mil millones de dólares o el equivalente a 3.7% de las transferencias totales de 2018 al gobierno de México, que cuando se agregan a la cantidad anunciada en 2017, de aproximadamente 400 millones, sólo ayudarán moderadamente a la compañía a reducir su carga fiscal.

La nueva medida sólo es aplicable para 2019, ya que Pemex y el gobierno exploran soluciones más permanentes para la carga fiscal alta de la empresa.

Fitch estima que Pemex necesitaría que sus impuestos se redujeran en no menos de 50% para que la empresa pueda retener suficiente flujo de efectivo interno e invertir en su negocio principal o para pagar deuda.

En este contexto, la calificadora espera que el apoyo total del gobierno para Petróleos Mexicanos en 2019 ascienda a aproximadamente 5.5 mil millones de dólares, que incluyen esta última reducción de impuestos, las exenciones fiscales anunciadas anteriormente, una inyección de capital y la amortización anticipada de los bonos del gobierno otorgados para pagos de pensiones.

“Estas estimaciones asumen que Pemex es capaz de aprovechar este año las reducciones de impuestos implementadas en enero sobre 5% de su producción”, precisó Fitch.

Después de compensar esta contribución de las inversiones en refinación, de 50 mil millones de pesos proyectadas para la refinería nueva en 2019, las medidas equivalen a aproximadamente una reducción de impuestos de 10% o 2 mil 900 millones de dólares, que se comparan de manera desfavorable con aproximadamente 27 mil millones de billetes verdes de transferencias al gobierno durante 2018.

Fitch estima que, si Pemex invirtiera a un nivel suficiente para estabilizar su producción y reponer las reservas, su déficit de flujo de efectivo sería de entre 12 mil millones a 17 mil millones de dólares.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More