García Alcocer renuncia a la CRE; argumenta visión mayoritaria diferente a la suya

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Guillermo García Alcocer renunció a su cargo como comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

 “La máxima instancia de toma de decisiones de la Comisión, el órgano de gobierno, tiene hoy una nueva composición con una visión mayoritaria diferente a la mía. Si bien tenemos puntos de vista y enfoques técnicos incompatibles, hemos coincidido en el objetivo de garantizar un suministro de energéticos de calidad y a precios asequibles en México”, señaló en la carta que envió al Senado con fecha del 3 de junio y fue publicada por el órgano regulador en Twitter.

 


“Con mi salida quiero permitir que el sector se siga desarrollando, con los ajustes que se requieran a partir de esta nueva visión para que se alcance el objetivo común: un sector energético dinámico, con participantes públicos y privados, que sienten las bases para el desarrollo nacional”, añadió.

En la carta, García Alcocer aseguró que su decisión es personal y no se debe a factores externos y anunció que su último día en el puesto que ocupa desde hace tres años será el próximo 15 de junio.

“Al presidente de la República le deseo todo el éxito en su mandato para que a México le vaya muy bien en los próximos años. De igual manera le deseo la mejor de las suertes a mis colegas comisionados, quienes tendrán la oportunidad de instrumentar una nueva visión regulatoria que, si bien es distinta a la promovida durante mi gestión, espero rinda buenas cuentas a la sociedad”, aseguró el comisionado en la carta.

Al inicio del gobierno, García Alcocer protagonizó una polémica con Andrés Manuel López Obrador, luego que criticara abiertamente las ternas que envió el presidente al senado para cubrir las vacantes en la CRE.

Ante las críticas, el titular del ejecutivo acusó de conflicto de interés al comisionado, quien desde 2016 declaró que dos familiares de su esposa trabajan en empresas del sector energético.

Luego de una reunión entre ambos, López Obrador descartó una “persecución política” al presidente del órgano regulador que asumió el cargo durante el gobierno de Enrique Peña Nieto y prometió una investigación objetiva por parte de la Secretaría de la Función Pública (SFP) sobre el supuesto conflicto de interés.

A principios de abril, el presidente López Obrador nombró a cuatro comisionados de la CRE luego que el Senado rechazara dos veces las ternas que propuso para ocupar cuatro vacantes por considerar que no cumplían el perfil técnico y especializado del puesto.

Antes de García Alcocer, el 16 de abril, renunció Guillermo Zúñiga como comisionado, con lo que la CRE tiene dos vacantes.

El presidente tendrá que enviar dos ternas al senado para completar los siete asientos en la Comisión Reguladora de Energía.

 

Comentarios