Desplazados de Tierra Negra denuncian amenazas del alcalde si regresan a su comunidad

OAXACA, Oax. (apro).- Indígenas mixes que hace dos años fueron desplazados de Tierra Negra denunciaron que la autoridad municipal de San Juan Mazatlán los amenazó con “quemarlos” si retornan a su comunidad.

Ante ello, enviaron una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador para pedirle que solucione el conflicto.

Aproximadamente 200 indígenas desplazados se quejaron de que el alcalde de San Juan Mazatlán, Macario Eleuterio Jiménez, y su gente, impidieron este jueves 6 que personal del Tribunal Unitario Agrario del Distrito 22, con sede en Tuxtepec, realizara sus actuaciones procesales en la comunidad para preparar el retorno.

Pese a que el magistrado llevó a cabo las gestiones necesarias para la eficaz ejecución de la sentencia del tribunal, no lo dejaron pasar, porque los tres niveles de gobierno “no tienen el mínimo interés en resolver esta problemática”.

Por tal razón, los desplazados “nos constituimos en la comunidad de Tierra Negra, de donde somos originarios y vecinos, sin el respaldo y apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública estatal y federal, exponiendo nuestra integridad física y personal, ya que estamos saciados de pasar miseria y pobreza fuera de nuestra comunidad”.

Sin embargo, al llegar a la comunidad “fuimos emboscados por el grupo dirigido por el presidente municipal y sus familiares que portaban armas de fuego, quienes nos amenazaron de muerte al manifestar que nos quemarían vivos si insistíamos en ingresar a nuestras viviendas, y si regresábamos nuevamente nos iría mal”.

De igual manera, les manifestaron que “no le tienen miedo a ninguna autoridad, porque la autoridad estatal los respalda; sin embargo, nosotros los desplazados no caímos en la provocación y evitamos todo tipo de enfrentamiento físico, ya que preferimos la vía legal, el diálogo, la negociación y en su caso la conciliación”.

Los inconformes hicieron responsable de cualquier agresión al presidente municipal y a sus familiares Amancio Vásquez Pérez y Sixto Vásquez Pérez, así como al gobernador Alejandro Murat Hinojosa; al secretario general de Gobierno, Héctor Anuar Mafud; al fiscal general, Rubén Vasconcelos Méndez, y al secretario de Seguridad Pública, Raymundo Tuñón Jauregui.

Los más de 200 desplazados recordaron que el 3 de junio de 2017 fueron atacados en forma violenta y despojados de sus tierras por gente de Macario Eleuterio Jiménez.

Con el objetivo de recuperar sus casas, pertenencias y tierras, recurrieron a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), al gobierno del estado y a la Secretaría de Gobernación, pero “no hemos obtenido una respuesta favorable para la solución de su conflicto”.

Aunque en el primer año el gobierno estatal proporcionó apoyos integrales, como alimentos y albergues temporales, en el segundo año, recalcaron, “nos han arrebatado los apoyos mínimos”.

Finalmente, exigieron a las autoridades federales y estatales que cumplan con su obligación de dar pronta solución a sus demandas y peticiones que por derecho les corresponden, evitando que se sigan violentando sus derechos y garantías.

Comentarios

Load More