Calderón considera que es “indebido” que GN realice tareas de “policía migratoria”

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx). – El expresidente Felipe Calderón Hinojosa consideró que es un abuso del gobierno de Donald Trump el acuerdo migratorio con el que su país puede deportar a México a los migrantes centroamericanos mientras esperan la resolución de su solicitud de asilo en Estados Unidos y calificó de “indebido” que la Guardia Nacional tenga tareas de “policía de migración” sobre todo “por imposición”.

Antes de entrar al salón de un hotel en Polanco donde se celebró la segunda asamblea constitutiva en la Ciudad de México de su organización política México Libre, que busca juntar firmas para obtener el registro como partido político, Calderón dijo a Proceso que le parece preocupante que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador esté asumiendo una agenda migratoria ajena.

“La parte positiva es evidentemente que se logró parar de momento (los aranceles). Es una ofensiva mediática, me parece, lo de Trump. La parte negativa es que se está asumiendo una agenda migratoria que no es la nuestra y se están incorporando elementos que México había rechazado siempre”, opinó el expanista.

“Por ejemplo, hubo mucha tensión en mi gobierno con Estados Unidos, porque nosotros le exigíamos que mostraran la nacionalidad mexicana de la gente que deportaban hacia a México. Ahora el gobierno está asumiendo la obligación de recibir a los que han solicitado asilo en Estados Unidos, pero si no los aceptan nos los van a mandar para acá, lo cual evidentemente

es un abuso por parte de Estados Unidos y una postura que a mi juicio no se debe de admitir”, añadió.

Calderón Hinojosa consideró que ofrecer asilo migratorio puede traer complicaciones al país como que “tengamos probablemente migrantes solicitando, con razón y sin ella, no sólo de Centroamérica, de África, de Asia, de todo el mundo”.

Pese a que la reforma constitucional de la Guardia Nacional, así como su ley orgánica, establecen facultades a los elementos de la institución para detener a migrantes, revisar documentos migratorios y resguardar y vigilar estaciones migratorias, el expresidente dijo que le parece “indebido” que la Guardia Nacional tenga tareas de policía de inmigración.

“No está en su papel, no es para lo que fue creada la Guardia Nacional y menos a imposición de un país extranjero, eso me parece indebido. Muy lamentable. Lo que me preocupa es que destinar elementos de la Guardia Nacional, el número de seis mil hablaban, que son alrededor de los que se van a alcanzar a reclutar este año, nuevos, va a debilitar y desviar el esfuerzo de la Guardia Nacional”, aseguró.

El gobierno de Felipe Calderón fue uno de los más peligrosos para los migrantes. Según el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, AC, y la Casa del Migrante de Saltillo se reportaron al menos 100 mil migrantes secuestrados entre 2008 y 2012. En su sexenio, entre el 22 y 23 de agosto del 2010, 72 migrantes fueron asesinados por el crimen organizado en San Fernando, Tamaulipas.

Comentarios