Peregrinan en apoyo a sacerdote implicado en homicidio de Leonardo Avendaño

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).— Un grupo de fieles y seguidores del sacerdote Francisco Javier Bautista, implicado en el asesinato de Leonardo Avendaño, realizaron hoy una peregrinación a la Basílica de Guadalupe para pedir la liberación del sacerdote, actualmente preso en el Reclusorio Oriente.

Fueron alrededor de 150 fieles quienes, encabezados por Jairo Aguilar, compadre del sacerdote, partieron de la Glorieta de Peralvillo y llegaron al recinto religioso portando pancartas y con rosarios en la mano.

Convencidos de que Bautista es inocente, los fieles pidieron que se encuentre al “verdadero asesino” del joven estudiante para así levantar los cargos contra el padre Francisco Javier.

“Liberación para el padre Francisco”, “abuso de autoridad”, “Lo queremos libre”, decían algunas de las pancartas que desplegaron durante la marcha.

Todavía ayer viernes, la titular de la procuraduría capitalina, Ernestina Godoy, informó que, con base en el protocolo de necropsia, las autoridades aún no logran determinar  si el joven fue asesinado en la casa del sacerdote o en el paraje del Ajusco donde fue encontrado su cadáver el pasado 12 de junio. “pudo haber sido en cualquiera de los dos lados”, dijo Godoy.

La peregrinación a la Basílica no es la primera manifestación de la feligresía del párroco del templo de Cristo Salvador, pues ya anteriormente realizó un bloqueo de la avenida Insurgentes Sur para exigir su liberación.

Por su parte, la arquidiócesis primada de México, a la que pertenece el religioso, ha pedido a las autoridades que esclarezcan el asesinato, mediante una investigación eficaz, rigurosa y apegada “estrictamente a derecho”.

Comentarios