Banxico pide a AMLO atender deterioro en la calificación crediticia soberana del país

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Banco de México (Banxico) recomendó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador atender el deterioro en la calificación crediticia soberana del país y de Petróleos Mexicanos (Pemex), y las medidas que propicien la confianza y certidumbre para la inversión.

Al dar a conocer su decisión de política monetaria, que mantiene la Tasa de Interés Interbancaria en 8.25% por cuarta ocasión consecutiva, el banco central destacó en su comunicado:

“Es particularmente importante que además de seguir una política monetaria prudente y firme, se impulse la adopción de medidas que propicien un ambiente de confianza y certidumbre para la inversión, una mayor productividad y que se consoliden sosteniblemente las finanzas públicas”.

En este contexto, agregó, es necesario atender el deterioro en la calificación crediticia soberana y de Pemex, así como cumplir las metas fiscales del Paquete Económico para 2019. Asimismo, es indispensable fortalecer el estado de derecho, abatir la corrupción y combatir la inseguridad, abundó.

De acuerdo con el Banxico, el entorno actual sigue presentando importantes riesgos de mediano y largo plazos que pudieran afectar las condiciones macroeconómicas del país, su capacidad de crecimiento y el proceso de formación de precios en la economía.

“Desde la última decisión de política monetaria, los mercados financieros nacionales mostraron episodios de volatilidad, como consecuencia de la amenaza de la imposición de aranceles a las importaciones de productos mexicanos por parte de Estados Unidos y de las revisiones a la perspectiva o calificación de la deuda soberana y de Pemex por parte de algunas agencias calificadoras”, explicó en el comunicado.

No obstante, acotó, en las semanas más recientes, ante el acuerdo alcanzado entre los gobiernos de México y Estados Unidos y el mayor apetito por riesgo entre los inversionistas ante la perspectiva de políticas monetarias más acomodaticias, la cotización de la moneda nacional revirtió la depreciación que había presentado.

En tanto, las tasas de interés nominales y reales de los valores gubernamentales para horizontes tanto de mediano y largo plazos registraron disminuciones importantes.

Sin embargo, el Banco de México advirtió que se mantienen riesgos que pudiera deteriorar el desempeño de los activos financieros en México.

En particular, si bien los mercados financieros nacionales se han ajustado a este entorno, persiste la incertidumbre asociada a la relación bilateral entre México y Estados Unidos y respecto de las perspectivas crediticias, tanto para la deuda de Pemex como la soberana.

El banco central recordó que, para guiar sus acciones de política monetaria, la Junta de Gobierno da seguimiento cercano a la evolución de la inflación respecto de su trayectoria prevista, considerando la postura monetaria adoptada y el horizonte en el que opera.

En este proceso, utiliza la información disponible de las dos determinantes de la inflación, así como sus expectativas de mediano y largo plazos, incluido el balance de riesgos para estos.

“A su vez, la política monetaria debe responder con prudencia si por diversas razones se eleva considerablemente la incertidumbre que enfrenta la economía”, señaló.

Y remató: “En este contexto, considerando que la postura monetaria actual es congruente con la convergencia de la inflación a su meta en el horizonte en el que opera la política monetaria, la Junta de Gobierno ha decidido por mayoría mantener el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en un nivel de 8.25%. Un miembro votó por reducir dicho objetivo en 25 puntos base”.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios