IMEF señala incertidumbre en cuanto al éxito de los programas sociales

Fernando López Macari, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas. Foto: Twitter @IMEFOficial Fernando López Macari, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas. Foto: Twitter @IMEFOficial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) anticipó “un crecimiento muy moderado” de la economía mexicana para el segundo trimestre del 2019, luego de la contracción registrada en los primeros meses del año.

Al dar a conocer el Indicador IMEF Manufacturero, el cual permaneció en zona de contracción por segundo mes consecutivo, el presidente del organismo, Fernando López Macari, señaló en rueda de prensa:

“Estamos a favor de la lucha contra la corrupción, de balancear la distribución de la riqueza en favor de los más necesitados, la transparencia y el estado de derecho, pero lo que queda incierto, abona a la incertidumbre, es el cómo se implementan las acciones, el cómo los programas sociales están teniendo o no el éxito en el bienestar de las personas y los indicadores no nos dan positivas de ello”.

De acuerdo con el empresario, sí se esperaba una desaceleración, pero no con factores internos y externos que la profundizaron como la crisis migratoria, la guerra comercial entre Estados Unidos y China o la incertidumbre política del país.

El análisis de coyuntura del IMEF, la generalidad de los indicadores, reporta signos de debilidad, afectados por las condiciones de incertidumbre prevalecientes tanto fuera como dentro del país.

De entrada, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), que es el indicador más completo de frecuencia mensual de la actividad económica en general del país, presentó en abril un alza mensual de apenas 0.1% y en su comparativo anual una caída de 1.4%, con retrocesos de los sectores industrial y de servicios y con un menor dinamismo del agropecuario.

Por su parte, la inversión sigue con su tendencia descendente, agravada en los últimos meses, y el consumo privado en el mercado interno reportó su primera caída mensual en marzo y el alza del empleo formal (asegurados en el IMSS), no alcanzó en mayo las cuatro mil personas.

En contraste, señaló, las exportaciones se mantienen como un importante factor de impulso para el crecimiento de la actividad económica: en abril y mayo se reportó una reanimación de las no petroleras, en especial las manufactureras y de la industria automotriz.

Así el panorama, persisten los riesgos externos para la economía, derivados de la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la amenaza de Estados Unidos de imponer aranceles a México si incumple con sus compromisos de contención migratoria.

Internamente preocupan, además del moderado crecimiento de la economía y de la inflación, que no cede, el alza real de los salarios contractuales, sobre todo en el actual entorno de debilidad laboral, la frágil situación financiera y operativa de Pemex y el papel que eventualmente desempeñarían las calificadoras internacionales de valores.

Indicador IMEF: En picada

El Indicador IMEF es un índice de difusión que evalúa el entorno económico con base en una encuesta de cinco preguntas cualitativas.

En particular, el Indicador IMEF está construido para ayudar a anticipar la dirección de la actividad manufacturera y no manufacturera en México y, a partir de la evolución esperada de esos sectores, inferir la posible evolución de la economía en general en el corto plazo.

En las cifras, dicho indicador, registró en junio una pequeña disminución, de 0.2 puntos, y se ubicó en 49.0 unidades en su serie desestacionalizada.

De esta forma, permaneció en zona de contracción por segundo mes consecutivo. Mientras que la serie de tendencia-ciclo de ese indicador cayó 0.4 unidades para ubicarse en 49.6 y, con ello, pasó a zona de contracción luego de haber permanecido cinco meses consecutivos en zona de expansión.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More