Toma de casetas no impacta la calidad crediticia: HR Ratings

Protesta de productores lecheros en casetas de Jalisco. Foto: Especial Protesta de productores lecheros en casetas de Jalisco. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La agencia calificadora HR Ratings reveló que la toma o bloqueos de las casetas de peaje en las autopistas no han tenido, al día de hoy, un impacto en la calidad crediticia de la deuda calificada de sus operadores, ya que el nivel de estrés aplicado al tráfico y a los ingresos por peaje (en un escenario base) ha compensado adecuadamente la existencia de estas externalidades.

En un reporte, la firma mexicana explicó que HR Ratings ha encontrado evidencia de toma de casetas y bloqueos en sólo en cinco casos.

La evidencia corresponde al periodo entre 2016 y el primer trimestre de 2019. Estos casos son: Autopistas Tijuana-Tecate y Tepic-Villa Unión; Autopista Tenango-Ixtapan de la Sal; Autopistas Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas y Arriaga-Ocozocoautla, así como la Autopista México-Puebla y la Red de Autopistas de Chihuahua.

 

Autopistas, entre conflictos sociales

En el caso de la vía de comunicación que va de Tijuana a Tecate, el grupo denominado Resistencia de Baja California exige a las autoridades estatales solución por la venta de predios y por la construcción de la planta desalinizadora.

Para la pista, Tepic-Villa Unión, colectivos de la sociedad civil y habitantes de la zona norte del estado de Nayarit tomaron la caseta de Trapichillo y pidieron apoyo económico para las familias damnificadas de ocho municipios por las inundaciones provocadas por el desbordamiento del Río Acaponeta y San Pedro resultado del huracán Willa.

Asimismo, durante 2018, comuneros y ejidatarios (Plan de Ayala Movimiento Nacional) afectados por la construcción de la autopista Tepic-Villa Unión tomaron las casetas de cobro de Ruiz y Acaponeta (en el estado de Nayarit) para exigir la indemnización por la afectación en más de mil hectáreas afectadas por el derecho de vía de la autopista.

En la autopista Tenango-Ixtapan de la Sal, pobladores de la comunidad de San Pedro Tlanixco demandaron la libertad de seis habitantes de esta localidad, a quienes consideran “presos políticos” por la defensa de los cuerpos acuíferos.

Adicionalmente, pobladores del municipio de Villa Guerrero se manifestaron en contra de la empresa constructora de la autopista por no cumplir con el compromiso de construir dos puentes (uno peatonal y otro vehicular). Tomaron las casetas de peaje ubicadas en Ixtapan de la Sal, la Finca y Tenango.

Por su parte, en la autopista Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas y Arriaga-Ocozocoautla, HR Ratings detectó la siguiente situación:

La caseta de Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal fue tomada o bloqueada continuamente, durante 2016, 2017 y 2018, por maestros, estudiantes y campesinos.

Los maestros adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y profesores disidentes federalizados de la sección 7 y de la estatal 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) frecuentemente tomaron la caseta de Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas y la de Arriaga-Ocozocoautla.

El motivo fue el rechazo a las reformas estructurales, en especial la reforma educativa, y la exigencia de reinstalación de tres mil 500 docentes que fueron cesados. Es importante mencionar que para 2019, la toma de caseta ha ido descendiendo.

En la autopista México-Puebla, diferentes organizaciones han tomado la caseta ubicada en el municipio de Valle de Chalco (San Marcos), incluyendo a transportistas en protesta por el alza en el precio de los combustibles y la reforma energética.

Asimismo, grupos sociales del estado de Tabasco han boteado en la caseta de San Martín Texmelucan, solicitando apoyo en su reclamo por el pago de las indemnizaciones prometidas por el gobierno federal (a través de la Comisión Nacional del Agua y la Comisión Federal de Electricidad) debido a las inundaciones ocurridas en los últimos años.

Mientras que en la Red de Autopistas de Chihuahua fue bloqueada en 2017 por el aumento en el precio de los combustibles y en 2018 por ejidatarios aledaños a las casetas que buscan el cruce libre por la vía, normalistas que recaudan fondos para actividades educativas y campesinos que reclaman apoyos federales para la siembra de sus productos.

Las tomas y bloqueos fueron principalmente en las casetas de Sacramento, Camargo, Delicias, Flores Magón y Cuauhtémoc.

 

Sin riesgo crediticio, tramos carreteros

En este contexto, HR Ratings señaló que las autopistas mantienen mejoras crediticias como los Fondos de Reserva para el Servicio de la Deuda en la mayoría de los casos de 12 meses, Garantías de Pago Oportuno sobre un porcentaje del saldo insoluto de la deuda, Fondos de Mantenimiento Mayor y, en algunos casos, pago de capital objetivo y capitalización de intereses.

Al día de hoy, HR Ratings califica 31 Certificados Bursátiles (Ceburs) y un crédito bancario estructurado, los cuales están respaldados por los ingresos generados de 37 tramos carreteros en 18 estados del país.

“Es importante mencionar que la mayoría de los tramos monitoreados por HR Ratings son operados por compañías privadas, a excepción de la Red Estatal de Autopistas del Estado de Nuevo León, la del Estado de Chihuahua y la autopista México-Puebla, operada por Capufe”, acotó la calificadora.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More