Ombudsman nacional pide a AMLO mostrar congruencia con su convicción democrática

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, invitó al presidente Andrés Manuel López Obrador a tender un puente de diálogo y trascender la confrontación.

Al ser cuestionado sobre las declaraciones del mandatario, quien este martes reiteró que la CNDH carece de autoridad moral para opinar sobre las estancias infantiles, el ombudsman nacional calificó como grave que se condene la disidencia, aunque aclaró que el organismo a su cargo no busca confrontarse con el presidente, a quien –dijo– estima en lo personal.

González Pérez dejó ver que seguramente el Ejecutivo ha incurrido en imprecisiones porque no le están haciendo llegar información concisa y puntual sobre la actuación de la CNDH en casos como Tanhuato, Apatzingán, Nochixtlán, Iguala y la Guardería ABC, asunto este último para el que se emitió la recomendación 49/2009.

“Ahí están nuestras recomendaciones específicas. La CNDH ha alzado la voz y ahora ha interpuesto las acciones de inconstitucionalidad, en ejercicio de sus atribuciones. Nosotros lo único que proponemos es que ese marco jurídico se fortalezca”, puntualizó.

El titular de la CNDH defendió la calidad moral del organismo y argumentó que incluso fue denunciado penalmente por buscar el esclarecimiento del caso Tlatlaya, por lo que pidió a los asesores del presidente de la República, exponerle los hechos y los pronunciamientos realizados por el organismo.

“Tan tiene calidad moral que ahí están los pronunciamientos y ahí está la respuesta de la sociedad solicitando nuestra intervención, ahí está el crecimiento en el número de las quejas”, subrayó.

Y, aunque se dijo preocupado por las expresiones de López Obrador, lo invitó “a trascender hacia el diálogo con argumentos y mostrar congruencia con su convicción democrática, para que no priven las descalificaciones y estigmatizaciones”.

Insistió que la CNDH es un contrapeso sano, que busca coadyuvar, y no un adversario de las instituciones, por lo que invitó al gobierno federal a cumplir con las recomendaciones, incluso con las emitidas en administraciones anteriores.

“Creo que cada uno debemos de cumplir nuestras tareas. El cambio de regímenes o de gobiernos no debe implicar el que no se cumplan las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos”, reiteró.

González Pérez consideró que la firmeza del organismo no es una falta de respeto, sino un compromiso con las víctimas de violaciones a derechos humanos, por lo que advirtió que seguirá cumpliendo su deber de observador y alzando la voz cuando estos derechos humanos se encuentren en riesgo.

Finalmente, exhortó al gobierno federal a dialogar en un ámbito de respeto y coordinación en favor de la dignidad humana y la democracia.

“Todos somos órganos del Estado, todos buscamos que se fortalezca el proceso democrático. No es descalificando instituciones como se va a fortalecer. Yo apelo a que tendamos ese puente de diálogo y no de confrontación”, concluyó.

Comentarios