Crece PIB 0.1%, informa el Inegi; analistas estimaban cifra negativa

Julio A. Santaella Castell, Presidente de la Junta de Gobierno del INEGI. Foto: J. Raúl Pérez Julio A. Santaella Castell, Presidente de la Junta de Gobierno del INEGI. Foto: J. Raúl Pérez

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Contrario a los pronósticos de la mayoría de los analistas, el Producto Interno Bruto (PIB) del país registró un avance de 0.1%, con cifras ajustadas por estacionalidad, en el segundo trimestre del año, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al interior, las actividades terciarias o referentes al comercio y a los servicios lograron crecer 0.2% en dicho periodo, respecto al trimestre previo.

En contraste, el sector primario de la economía, referente a las actividades agropecuarias, tuvieron un retroceso de 3.4% por ciento. A la vez que las actividades secundarias no mostraron variación durante el segundo trimestre de 2019 respecto al trimestre precedente.

Asimismo, en su comparación anual, la estimación oportuna del PIB con series desestacionalizadas tuvo un incremento real de 0.4% en el trimestre respecto al trimestre abril-junio de 2018.

En su cuenta de Twitter, el presidente del Inegi, Julio Santaella, aclaró que el resultado del crecimiento económico en el segundo trimestre confirma “la desaceleración de la economía mexicana”.

Sin embargo, grupos de análisis cómo Banamex auguraban un dato negativo.

“Nuestro pronóstico para el crecimiento trimestral desestacionalizado es de -0.1%, que implica una disminución anual en series originales de 0.9%”, señaló.

Agregó que “de registrarse una disminución trimestral, el PIB acumularía dos trimestres de reducción por primera vez desde el segundo trimestre del 2009”.

De acuerdo con el análisis del Banco Base, el crecimiento positivo de la economía mexicana durante el segundo trimestre, en conjunto con las acciones para apoyar a la economía anunciadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHPC), mejoran la perspectiva de crecimiento para este año.

“Hacia adelante, será fundamental que haya mayor certidumbre para que la inversión pueda recuperarse y así permitir a la economía crecer a tasas mayores. También será clave que el gasto de gobierno se reactive, pues durante el primer semestre, el gobierno mostró un subejercicio de 5.9%, equivalente a 174.5 mil millones de pesos.

Finalmente, agregó, un entorno más acomodaticio de la política monetaria podría apoyar al crecimiento de la economía mexicana.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More