En medio de tumultos por múltiples exigencias, AMLO termina gira de tres días por Oaxaca

El presidente López Obrador en su gira por Oaxaca Foto: YouTube El presidente López Obrador en su gira por Oaxaca Foto: YouTube

OAXACA, Oax. (proceso.com.mx).- El presidente Andrés López Obrador concluyó una atropellada gira de tres días en territorio de Oaxaca entre denuncias de corrupción por el abandono de obras hospitalarias de salud, el mal estado de caminos y conflictos intercomunitarios alentados por el gobierno que hizo quedar malparado al gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

El sábado, en San Pedro y San Pablo Ayutla fue interceptada la caravana presidencial y obligaron al presidente López Obrador a intervenir, pues esta comunidad mixe se quedó sin agua desde el 5 de junio de 2017 al ser despojados de su manantial por un grupo armado de Tamazulápam del Espíritu Santo.

El caso de la violación al derecho humano del acceso al agua en la comunidad indígena mixe de San Pedro y San Pablo Ayutla llegó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el pasado 25 de abril.

Sin embargo, hasta ahora, no ha ocurrido nada y el conflicto ya escaló a tal punto que ya hay una persona muerta, cuatro mujeres secuestradas y familias desplazadas.

“Ya hicimos las cosas por la buena. Solo queremos que se nos escuchen.Ya no queremos más diálogo con los agresores. Ya agotamos todas las instancias. Nos condicionan la conexión del año a cambio de que cedamos las tierras que nos han quitado”, dijeron los inconformes.

Ante tal insistencia el presidente les hizo saber que “el martes va a venir el gobernador, y si no se resuelve le voy a pedir que venga Olga Sánchez Cordero (secretaria de Gobernación). Ya quedamos, ya”.

Este domingo, la caravana presidencial nuevamente fue interceptada en San José Llano Grande, en donde trabajadores de salud y habitantes pidieron la intervención de López Obrador para concluir el hospital en la región por los pocos servicios con los que cuentan. 

“Tenemos un hospital inconcluso. Este hospital lleva 10 años parado”, dijo uno de los manifestantes.

Otros se quejaron por las malas condiciones en que se encuentra el camino, por lo que el presidente se comprometió a decirle al director del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes, para que los visite y revise el caso.

Ya en Tlacolula, otro grupo de personas impedían el paso de la caravana presidencial para exigir la conclusión del sistema de drenaje pues, denuncian, sólo se construyó la mitad.

En esa comunidad de los Valles Centrales, López Obrador se comprometió a enviar una reforma al tabulador salarial del IMSS para pagarles más a médicos especialistas que vayan a trabajar en los centros de salud de las comunidades más alejadas.

“Tenemos el problema de que no quieren ir a trabajar a las comunidades, ni siquiera a los hospitales rurales, los especialistas; quieren estar en Oaxaca, en la Ciudad de México. ¿Qué vamos a aplicar como política ahora? Pues un nuevo tabulador”.

“El especialista que quiera estar en Oaxaca o en la Ciudad de México está en su derecho, que se quede ahí el pediatra, pero el pediatra que trabaje en Villa Alta va a ganar más que el que trabaje en Oaxaca o en la Ciudad de México”, puntualizó.

Finalmente advirtió a los líderes sindicales del sector salud que pretendan acomodar a parientes y recomendados en las plazas para basificar a trabajadores eventuales que “vamos a empezar ese programa por los que tienen más antigüedad, nada de recomendados, eso ya se acabó”.

Comentarios

Load More