Conflicto económico en la ANDA

Jesús Ochoa. Pruebas. Foto: Octavio Gómez Jesús Ochoa. Pruebas. Foto: Octavio Gómez

La Asociación Nacional de Actores (ANDA) enfrenta un desacuerdo por gastos desde el año pasado, el cual estalló con la renuncia de su secretaria de Previsión Social, Cynthia Klitbo, el 9 de julio. Ella acusa a su presidente, Jesús Ochoa, de excesos durante su gestión. A su vez, el actor y su equipo muestran a Proceso los documentos donde se señalan las irregularidades de la actriz en el manejo de contratos para hospital, debido a “su inexperiencia”.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El secretario general de la Asociación Nacional de Actores (ANDA), Jesús Ochoa, destaca que dicha asociación actoral y artístico enfrenta un conflicto “económico” con la exsecretaria de Previsión Social de esta instancia, Cynthia Klitbo Gamboa, debido a su gestión de un año cuatro meses.

Tanto Ochoa como Marco Treviño, este último secretario del Interior y Exterior de la misma instancia, acentúan que no se trata de una acusación de que la actriz se haya beneficiado, sino “una cuestión de inexperiencia”. y que “en lugar de responsabilizarse o pedir ayuda al equipo, ataca, ataca y ataca desde enero pasado”.

Al consultar en la ANDA todos los documentos, donde también estuvieron presentes Marissa Saavedra, de Comunicación Social, y Emilio Guerrero, asesor, exponen que Klitbo Gamboa dejó en su área “un déficit, más no desfalco, de 33 millones de pesos, debido al incremento de gastos hospitalarios, medicamentos y honorarios médicos”.

Esto fue negado rotundamente por Klitbo Gamboa en una conferencia de prensa el pasado 17 de agosto, y mostró documentos que portaba en una caja de archivo de cartón:

“Cuando recibí la secretaría de Previsión Social, ese era el déficit que me entregaron. ¡Todo lo que dice el señor Ochoa es mentira!”

Sin embargo, Ochoa destaca a este medio que la Secretaría General investigó “con seriedad” la situación de los gastos “excesivos” y sobre ello se ha tratado de informar en cada una de las asambleas “pero no se han efectuado por razones ajenas a nuestra voluntad”.

Réplicas y contrarréplicas

Ochoa y su equipo narran que la asamblea extraordinaria del pasado 27 de julio se suspendió por el ambiente desordenado y poco pacífico. Explica el conocido artista de televisión, teatro y cine sonorense:

“Fue burdamente manipulada para destituir a la Secretaría General y sus colaboradores y evitar que se dieran a conocer las irregularidades detectadas en Previsión Social. Hemos presentado ya una declaración de nulidad de asamblea y de acuerdos ante la Junta de Conciliación y Arbitraje.”

Enseguida despeja, tranquilo:

“No existe destitución alguna, seguimos siento el Comité Ejecutivo Nacional electo conforme a derecho, hasta que legalmente se demuestre lo contrario.”

Pero la actriz zacatecana de la pantalla chica, el teatro y el séptimo arte, apunta:

“Lo destituimos en esa asamblea. Por mayoría de votos.”

A esta reportera, los colaboradores de Ochoa narran:

“El 21 de agosto del 2018, Klitbo Gamboa solicitó en el pleno número 14 que se le autorizara negociar con el Hospital Ángeles Clínica Londres, para ‘en un futuro cambiarnos a ese sanatorio’, y se le autorizó.”

Enseñan el documento, donde se asienta que la petición fue aprobada por unanimidad. Siguen:

“Lo que Cynthia nunca informó es que el cambio a Londres, ya lo había realizado desde el 15 de agosto del 2018, una semana antes de ser autorizada esa petitoria. Y lo más grave es que informó al comité ejecutivo de ese cambio de hospital nueve meses después, el 15 de mayo del 2019.”

Muestran, entonces, el documento enviado a Ochoa con esa fecha.

Y aunque el 5 de noviembre anterior (2018), el departamento jurídico le entregó a Previsión Social el visto bueno del contrato con el nosocomio Londres, que consideraba el 29% de descuento sobre lo facturado, denuncian que Klitbo Gamboa “nunca devolvió el contrato firmado por el hospital para conocimiento y firma del secretario general y del comité ejecutivo a pesar de las solicitudes del departamento jurídico”.

Glosan que la actriz señalaba que era el departamento jurídico el que tardaba mucho en la “revisión de los contratos, y pidió eliminar ese proceso de revisión de la Coordinación Jurídica, a pesar de que se le demostró que no hubo retraso alguno”. Lo anterior lo comprueban dos minutas.

Loyo y Asociados, despacho que aprobaría los contratos, “nunca tuvieron en su poder el acuerdo con el hospital”, lo cual era necesario para contar con el antecedente del desarrollo de ese contrato.

Comentan que en abril del 2019 se le solicitó el contrato al hospital, el cual informó que lo entregarían hasta que Klitbo Gamboa efectuara la petición. Así que los auditores externos, encargados de la auditoria del 2018, le solicitaron a Previsión Social el documento, donde se lee, con fecha de 15 de mayo del 2019, que Vincourt y Compañía, S. C. Contadores Públicos le piden la información a la artista:

“Le solicitamos copia de los contratos y anexos a los mismos, celebrado con Operadora de Hospitales Ángeles Roma y Londres, vigente en 2018.”

Horas después de ese mismo 15 de mayo, Klitbo Gamboa mandó a la Secretaría General el contrato, que mostraba fecha del 26 de noviembre del 2018.

“Sólo estaba firmado por los ejecutivos del grupo Ángeles y la actriz”, subraya Ochoa, quien al no conocer los términos y las condiciones de ese acuerdo no lo firmó.

Ochoa mandó un oficio a Fiscalización y Vigilancia, con copias del contrato, el cual concreta que el convenio con el Londres opera desde el 15 de agosto del 2018 “pero que yo desconocía por completo, no lo firmé entonces y nunca me fue consultado por la Secretaría de Previsión Social, ignoro por qué razón”.

Los colaboradores, con ese contrato en mano, revelan que no es el mismo que Previsión Social le dio al departamento jurídico el 5 de noviembre del 2018, “con el visto bueno de la coordinación jurídica”. Ya las condiciones eran muy desfavorables para la ANDA, denuncian.

Gastos desmedidos

Klitbo Gamboa aseguró siempre que sólo el 27% de los precios del hospital Londres eran más caros que del Ángeles Roma, y el resto de los precios eran igual en ambos. No obstante, la realidad fue otra desde agosto del 2018, a decir de los funcionarios de la ANDA:

“En el Londres son entre 450 y 900 % más caros. Aumentó el gasto por honorarios médicos de 2 millones de pesos en 2018 a 5 millones en 2019. La empresa sugerida para la Plataforma Digital Médica, que controlaría las recetas médicas y los expedientes médicos, cambió de nombre y se le adelantaron 60 mil pesos por parte de Previsión Social ¡sin tener contrato firmado!”

Klitbo Gamboa y Luis Gatica enfatizaron ante los medios que Previsión Social “no firma cheques, sólo pasa la cuenta a la Secretaría del Tesoro y Administración, y debe ser autorizada por la Secretaría General”.

Por su parte, Saavedra y Guerrero testimonian que los gastos médicos se aprueban por ella y la Secretaría del Tesoro paga:

“Los demás gastos, los que no son médicos, si deben llevar la firma de Ochoa.”

Klitbo Gamboa presenta los documentos de que la ANDA gastó 668 mil 160 pesos en el cambio de logo. El equipo de Ochoa aclara que se registraron 44 marcas en total porque era necesario, como el nombre Asociación Nacional de Actores, las siglas ANDA, el logotipo original, el logotipo actual, el nombre La Voz del Actor y el nombre Estancia Infantil ANDA Dolores del Río, en fin. Exteriorizan, con los documentos, que el gasto de todo fue de 528 mil pesos más IVA. Argumentan a detalle:

“Se reclamó la titularidad de la marca a favor de la ANDA, reconociendo su uso a partir de 1934 y 1955 en el caso de La Voz del Actor. Es decir, recuperamos la antigüedad de la marca (que estaba registrada a partir del 2011), lo cual significaba un riesgo legal porque cualquiera hubiera podido reclamar la titularidad de la marca comprobando su uso antes de este año. Se obtuvo el derecho exclusivo sobre el uso de los distintivos que ha ocupado y ocupa la ANDA. Esta gestión es importante, ya que la marca es un bien ‘intangible del sindicato’ y parte de nuestro patrimonio, y Klitbo Gamboa aprobó las marcas y logotipos.”

La actriz, que renunció a Previsión Social el 9 de julio pasado, acusa que la ANDA gasta en 7 bufetes de abogados. Ochoa, Guerrero y Saavedra no lo niegan. Explican:

“Esta gestión heredó 56 demandas laborales contra la ANDA, por ello es necesario tener esos abogados.”

Ochoa expande:

“No es gratuito que quienes critican el gasto ‘excesivo’ en abogados, que es de aproximadamente 2 millones, el 6% del déficit de 33 millones en Previsión Social, sean compañeros y compañeras que reclaman indemnizaciones por supuestos despidos injustificados que van desde los cien hasta los 5 millones de pesos. Además, existen los juicios de propiedad sobre la Casa del Actor en favor de la ANDA, que significa el rescate de un inmueble  con valor de 120 millones de pesos, patrimonio de nuestro sindicato.”

Y en cuanto a que Kitbo Gamboa denuncia que Ochoa le “embarró” un plátano en la cara de una forma grosera, Ochoa y sus colaboradores la desmienten.  Ofrecen a esta reportera un audio y arguyen: “No hubiéramos permitido que Jesús Ochoa le faltara el respeto a la actriz”.  

Este reportaje se publicó el 25 de agosto de 2019 en la edición 2234 de la revista Proceso

Comentarios

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Load More