Transportistas amagan con nueva protesta durante el primer informe de labores de Sheinbaum

Desde 4 puntos, los permisionarios del transporte partieron hacia al Zócalo, desde donde exigieron dialogar con las autoridades. Foto: Alejandro Saldívar Desde 4 puntos, los permisionarios del transporte partieron hacia al Zócalo, desde donde exigieron dialogar con las autoridades. Foto: Alejandro Saldívar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Frente Amplio de Transportistas (FAT) mostró el músculo este martes al ahorcar las principales vialidades de la capital para exigir un aumento en el precio del pasaje de al menos dos pesos, es decir, de cinco a siete pesos.

Desde cuatro puntos –Metro Puebla, en la intersección de Viaducto Río de la Piedad y avenida 8, Metro La Raza, sobre Insurgentes; Metro General Anaya, sobre Tlalpan, y la avenida Constituyentes, frente al Hospital ABC–, los permisionarios del transporte partieron hacia al Zócalo, desde donde exigieron dialogar con las autoridades.

La plancha de la Plaza de la Constitución se convirtió en paradero improvisado, pues los transportistas estacionaron ahí al menos 300 unidades.

En el mitin realizado frente a las oficinas de del gobierno de la CDMX, los dirigentes amagaron a las autoridades con realizar otra manifestación el próximo martes 17, cuando la jefa de la administración pública capitalina, Claudia Sheinbaum, rendirá su primer informe de gobierno en el Congreso local.

Después de dos horas discursos, en los que la exigencia de aumento en la tarifa, fue el denominador común, enviados de la Secretaría de Gobierno de la CDMX salieron para notificar a los transportistas que la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, los recibiría. Entonces se formó una comisión, misma que ingreso a la sede del gobierno.

Eso calmó los ánimos afuera.

Los transportistas se oponen a que el gobierno equipe sus unidades con GPS, contadores y cámaras para brindar seguridad a los usuarios, la incorporación al registro de operador, así como el uso de una tarjeta de prepago cuyos recursos maneje el gobierno de la ciudad; y pidieron que no sea obligatoria la compra de nuevas unidades mediante arrendamiento.

Francisco Carrasco Rodríguez, integrante del FAT, advirtió que de no obtener respuesta por parte de las autoridades el próximo 17 de septiembre saldrán de nueva cuenta a manifestarse, mientras la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum Pardo rinde su primer informe de labores.

Cientos de transportistas marcharon esta mañana por las principales vialidades capitalinas. Foto: Alejandro Saldívar
Cientos de transportistas marcharon esta mañana por las principales vialidades capitalinas. Foto: Alejandro Saldívar

Tras la movilización, Arturo Medina Padilla, subsecretario del gobierno capitalino, indicó que en la manifestación realizada esta mañana participaron unas mil personas, de las 18 mil que prestan el servicio en la ciudad, entre ellos integrantes de las rutas 112, 18, 88, 10, 101, 89, 47, 24, 04, 42 y 43.

A través de un comunicado, Medina manifestó su disposición al diálogo y la concertación para la construcción de acuerdos que permitan atender las demandas de los transportistas, pero reiteró que el incremento a la tarifa de los usuarios no está a discusión.

Ayer por la tarde, Rosa Icela Rodríguez, secretaria de gobierno, también hizo un llamado a los concesionarios para continuar en la mesa de diálogo con la Secretaria de Movilidad (Semovi) a fin de evitar afectaciones a los usuarios y servicios de emergencia, pero no tuvo éxito.

Esta es la segunda vez en lo que va de la nueva administración, encabezada por Claudia Sheinbaum, que transportistas salen a manifestarse. La primera de ellas ocurrió el pasado 3 de agosto, cuando integrantes del Movimiento Nacional de Taxistas salieron a las calles para exigir la regulación de las empresas que funcionan con aplicaciones digitales como Uber, Cabify y Didi.

Comentarios

Load More