Bachelet advierte reducción del espacio democrático en Brasil; Bolsonaro le pide no entrometerse

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro: Fotos: Eduardo Miranda y AP

GINEBRA (apro).- La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó su preocupación por el deterioro de la situación en Brasil con asesinatos de defensores ambientalistas  y alertó sobre una “reducción del espacio democrático” a lo que el presidente Jair Bolsonaro le contestó con fuertes declaraciones en las que le llama a no entrometerse en los asuntos internos del país.

“Estos últimos meses, hemos observado [en Brasil] una reducción del espacio cívico y democrático, caracterizado por ataques contra los defensores de los derechos humanos y restricciones impuestas al trabajo de la sociedad civil”, afirmó Bachelet en rueda de prensa en Ginebra.

La expresidenta chilena se mostró alarmada por el aumento de asesinatos de defensores de derechos humanos, especialmente los que se relacionan a causas ambientalistas y derechos de la tierra de pueblos indígenas.

“Al menos ocho murieron en el país entre enero y junio”, detalló la Alta Comisionada quien precisó que la mayoría de estas muertes estaban directamente relacionadas con temas de “propiedad de la tierra, explotación ilegal de recursos naturales, principalmente agrícolas, forestales y mineros”

“Hemos dicho al gobierno que debe proteger a los defensores de los derechos humanos, defensores del medioambiente, pero también le hemos pedido examinar las medidas que podrían desencadenar la violencia contra ellos”, remarcó.

Por otra parte, Bachelet denunció el drástico aumento de personas que han muerto a manos de la policía, al menos mil 291 en Sao Paulo y Río de Janeiro entre enero y junio de 2019, especialmente afrobrasileños y personas que viven en las favelas.

Bachelet criticó “el discurso público que legitima las ejecuciones sumarias y la ausencia de rendición de cuentas”, haciendo referencia a comentarios del presidente Jair Bolsonaro.

Asimismo, Bachelet mostró su inquietud por el anuncio de liberalizar la posesión de armas en el país.

Finalmente, en referencia a la deforestación, los incendios en la selva del Amazonas y su impacto en la población que habita la región, Bachelet externó su preocupación.

“No digo que haya sido a propósito, aclaró la expresidenta chilena, pero 33 % de los incendios tuvieron lugar en tierras indígenas o en zonas protegidas”.

Bachelet se dirigió a la prensa con motivo del primer aniversario de su mandato y la próxima sesión del Consejo de Derechos Humanos que se llevará a cabo del 9 al 27 de septiembre en Ginebra, Suiza sede del organismo.

Bolsonaro lanza improperios a Bachelet

Al poco tiempo de la rueda de prensa de Bachelet, Bolsonaro contestó en su cuenta Twitter que “la Alta Comisionada siguiendo la línea de (Emmanuel ) Macron (presidente de Francia) entrometiéndose en los asuntos internos y en la soberanía brasileña, ataca a Brasil en la agenda de derechos humanos (bandidos), atacando a nuestra valiente policía civil y militar”.

De igual forma en declaraciones a medios locales el presidente brasileño lanzó duras críticas contra la expresidenta de Chile cuyo gobierno fue de izquierda, a quien acusó de defender a “vagabundos” y lanzó ataques incluso a nivel personal.

“Señora Michelle Bachelet: Si no fuera por el personal de (Augusto) Pinochet, que derrotó a la izquierda en 1973, entre ellos a su padre, hoy Chile sería una Cuba”, lanzó Bolsonaro.

“Nos acusa de que no estamos castigando a los policías que matan gente en Brasil”, pero “está defendiendo los derechos humanos de los vagabundos”, afirmó el líder de la ultraderecha brasileña.

Según Bolsonaro, “lo único” que tiene en común con Bachelet es el nombre Michelle, el mismo de su esposa, pero por lo demás solo puede expresar sus “pésames” a la expresidenta de Chile.

“Perdió la pelea con la agenda ambiental, igual que Macron, y ahora viene con la agenda de los derechos humanos”, dijo Bolsonaro, en alusión al encuentro verbal que mantuvo con el presidente francés a causa de sus críticas por los incendios desatados en la Amazonía y la falta de compromiso de Brasil con el medioambiente.

El presidente brasileño agregó que “parece que la gente que no tiene nada que hacer, como Michelle Bachelet, va para la silla de derechos humanos de la ONU”.

Bolsonaro, suele decir que “bandido bueno es bandido muerto” e incluso ha dicho que, si un policía mata a un delincuente, sin importar las circunstancias, debería recibir una “condecoración” en lugar de ser investigado.

Comentarios

Load More