Brasil recibe “ataques sensacionalistas” de los medios: Bolsonaro

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: AP / Eraldo Peres Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: AP / Eraldo Peres

NUEVA YORK (apro).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, denunció este martes ante la Asamblea General de la ONU lo que consideró han sido “ataques sensacionalistas” de los medios que han cubierto los recientes incendios en la Amazonia.

“Los ataques sensacionalistas que hemos padecido de buena parte de los medios de comunicación internacionales por los incendios en el Amazonas también han inspirado nuestro sentimiento patriota”, dijo.

En el discurso inaugural del plenario de la sesión 74 de la Asamblea General de la ONU, Bolsonaro rechazó además las nociones, que calificó de “falacias” y de “mentiras”, de que el Amazonas es un legado de la humanidad y de que constituye “el pulmón del mundo”.

Esas supuestas mentiras han provocado que países actúen con “falta de respeto” a Brasil, y ha llevado a que cuestionen “nuestro valor más sagrado: nuestra soberanía”, al tratar de imponer sanciones al gobierno brasileño por su responsabilidad en los incendios.

Al contrario de los recuentos de ambientalistas y grupos de la sociedad civil, que culpan al gobierno de Bolsonaro de alentar la destrucción de la Amazonia en favor de actividades productivas de la agroindustria, el mandatario brasileño atribuyó la propagación de los incendios al “tiempo seco y al viento”.

Precisó además que los indígenas del Amazonas “también usan el fuego como parte de su cultura y de sus medios de sobrevivencia”.

“Rechazamos los intentos de instrumentalizar temas ambientales o políticas indígenas a favor de intereses políticos y económicos extranjeros, especialmente de aquellos disfrazado de buenas intenciones”, manifestó.

El otro de los grandes temas abordados por Bolsonaro durante su discurso coincidió con preocupaciones que después de su intervención manifestaría en ese mismo proscenio su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, que se referían a la supuesta amenaza del comunismo y el socialismo.

“Mi país ha estado al borde del socialismo, lo que nos ha puesto en un estado de corrupción generalizada, recesión económica grave, altas tasas de criminalidad y ataques interminables contra la familia y los valores religiosos que sustentan nuestras tradiciones”, declaró.

Bolsonaro denunció en especial a Cuba, con el que su país terminó un acuerdo en que médicos cubanos atendían poblaciones vulnerables en Brasil. Además, acusó a La habana de “controlar e interferir” cada área de la sociedad en Venezuela, en especial la defensa y la inteligencia.

Como una extensión de estas influencias foráneas, Bolsonaro denunció las posiciones progresistas, a las que llamó simplemente “la ideología” por haber invadido los hogares y por supuestamente tratar de desmantelar a la familia.

Sin referirse directamente al tema, fustigó a quienes promueven los derechos de la comunidad LGBT. Esta ideología, dijo, “también ha tratado de destruir la inocencia de nuestros hijos en un intento de corromper incluso su identidad más básica y elemental: la biológica”.

En una coincidencia final con Trump, el mandatario brasileño reiteró que la soberanía y los intereses nacionales deben ser los principios rectores en el mundo.

“No estamos aquí para borrar las nacionalidades y anular la soberanía en nombre de un abstracto interés global”, declaró.

Comentarios

Load More