Activista denuncia que a dos años de su detención y tortura no hay avances en las investigaciones

Yndira Sandoval fue detenida junto a su esposo en 2017 afuera del hospital donde acudía por una lesión en el tórax. Foto: Tomada de @cencos Yndira Sandoval fue detenida junto a su esposo en 2017 afuera del hospital donde acudía por una lesión en el tórax. Foto: Tomada de @cencos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La activista Yndira Sandoval denunció que la Fiscalía General de Guerrero sigue sin registrar avances en las investigaciones contra los servidores públicos implicados en los actos de tortura y abuso sexual a los que fue sometida hace poco más de dos años.

Incluso recordó que por esos hechos la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación a las autoridades guerrerenses, el pasado 12 de septiembre.

En conferencia de prensa efectuada en la sede de Cencos, la coordinadora del Colectivo Las Constituyentes CDMX Feministas e integrante del Parlamento de Mujeres subrayó:

“Exijo la reparación integral del daño a mi persona, la no repetición, una disculpa pública, y el cumplimiento efectivo de la ley contra los funcionarios responsables de tortura y violación sexual que se acreditan en dictamen de protocolo de Estambul (valoración médica y psicológica de una persona víctima de tortura) que me fue practicado por CNDH”.

En la recomendación 63/2019, la CNDH acreditó que Sandoval fue víctima de tortura y violencia sexual, violación a la procuración de justicia, derecho de privacidad y del derecho a vivir sin violencia.

Por lo mismo, recomendó a la FGE reparar el daño de forma integral, incluida una compensación; integrar la carpeta de investigación con perspectiva de género; capacitar a los agentes del Ministerio Público de la Región de la Montaña, y coadyuvar en la denuncia contra los funcionarios involucrados.

Al presidente municipal de Tlapa, Dionisio Pichardo, le recomendó capacitar a su personal sobre el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia, así como colaborar en la denuncia ante la FGE contra integrantes de la policía municipal que participaron en los hechos, además de realizar el trámite para que se investigue y determine la responsabilidad de los elementos.

Los hechos

El 16 de septiembre de 2017, Yndira Sandoval fue detenida junto a su esposo por elementos de la policía municipal de Tlapa, afuera del hospital donde acudía por una lesión en el tórax.

De acuerdo con los policías municipales, la detención fue a petición del director del hospital, que la acusó de escandalizar y alterar el orden, por lo que ella y su pareja fueron trasladados a la Comandancia Municipal, donde más tarde fueron liberados, tras pagar la multa correspondiente.

Sin embargo, Sandoval denunció que mientras se encontraba en su celda fue agredida sexualmente por policías municipales, y cuando acudió a la Agencia del Ministerio Público Especializada en Delitos Sexuales para interponer la querella, la oficina estaba cerrada.

Sandoval precisó que la mañana del 17 de septiembre de 2017 acudió nuevamente a dicha agencia, donde presentó su denuncia por los delitos de violación, privación ilegal de la libertad, violencia física y emocional, y obstrucción al acceso a la justicia.

Las personas que tomaron su declaración le informaron que la Coordinación de Servicios Periciales no tenía personal disponible para practicarle los dictámenes médico y psicológico correspondientes, por lo que se le realizarán al día siguiente.

El 13 de octubre de 2017, la afectada denunció los mismos hechos ante la Fiscalía Especial para los Delitos Contra la Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas, y una semana después la Fiscalía Estatal publicó dos comunicados de prensa que contenían información de la demanda, que derivó en amenazas de muerte en contra de la activista.

Comentarios

Load More