Calderón, el exhijo desobediente

Felipe Calderón, expresidente de México. Foto: Benjamín Flores Felipe Calderón, expresidente de México. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Felipe Calderón Hinojosa era conocido en el partido que lo formó por su deslealtad, su carácter impulsivo y su gusto por departir el pan y el vino con sus amigos y cercanos colaboradores. Pero sobre todo por su carácter desconfiado y su falta de empatía con quienes lo han acompañado en sus proyectos.

Aun se recuerdan las palabras de Carlos Castillo Peraza en una carta de 1996 en la que da constancia de la naturaleza de Calderón, entonces dirigente nacional del PAN y que ha mantenido inmarcesible hasta ahora:

“Tu naturaleza, tu temperamento es ser desconfiado hasta de tu sombra. Si te dejas llevar por ése, entonces no te asustes de no contar ni con tu sombra: ella misma se dará cuenta que es sombra, pero que no es tuya; será sombra para sí, no contigo, no tuya”, le dijo Castillo Peraza que fuera su mentor político hasta que le dio la espalda.

La carta escrita por Castillo Peraza a Felipe Calderón, semanas después de que éste asumiera el cargo como presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, describe al expresidente de la República que hoy quiere resurgir a través de un nuevo partido desplazando a su esposa Margarita Zavala quien públicamente fue quien propuso la integración de “México Libre”.

Calderón se ha encargado de desempeñar un papel protagónico en las redes sociales criticando las acciones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y encabezando las asambleas para la integración de “México Libre” como nuevo partido político.

En este protagonismo excesivo intenta resucitar políticamente y ponerse al frente como el líder opositor al lopezobradorismo, ante la ausencia o la debilidad del PAN, PRI y PRD.

Fiel a su naturaleza descrita por Castillo Peraza en esa misiva, Felipe Calderón no piensa en un movimiento social sino en sí mismo y trata de borrar su pasado que, como su sombra, lo persigue en cada paso que da.

El caso más reciente fue su reticencia a cancelar su participación en el Simposio Internacional de Derecho En Juicio, organizado por estudiantes del Instituto Tecnológico de Monterrey, prevista para este miércoles por la mañana.

A pesar de que parte del alumnado rechazaba su presencia responsabilizándolo de la muerte de los estudiantes Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, asesinados por soldados la madrugada del 19 de febrero del 2010, Calderón no cedió sino hasta un día antes de la conferencia programada.

 

Comentarios

José Gil Olmos, reportero desde 1998. Colaboró en el periódico El Nacional y en el diario La Jornada. Desde el 2001 es reportero de la revista Proceso. Es autor de Los Brujos del Poder, La Santa Muerte la virgen de los olvidados, Los reporteros mexicanos en la guerra de Chiapas y Batallas de Michoacán.

Load More