Saldo negativo de la estrategia anticrimen

La Guardia Nacional. Foto: Benjamín Flores La Guardia Nacional. Foto: Benjamín Flores

A un año del arranque de la administración de Andrés Manuel López Obrador, organizaciones no gubernamentales como Causa en Común y el Observatorio Nacional Ciudadano reprueban su gestión en materia de seguridad. Se trata, afirman, de un gobierno “con más dichos que hechos, y opaco”, afectado por recortes presupuestales y con una estrategia desarticulada que dejarán a 2019 como el peor año en materia de homicidios, feminicidios, robos a negocios, trata de personas, narcomenudeo…

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).-Ante la violencia causada por los cárteles de la droga que dominan 68% del territorio mexicano, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha mantenido su estrategia de “abrazos, no balazos”. Por el contrario, sostiene su rechazo a atender a las víctimas, como a Javier Sicilia, cuando respondió que “da flojera eso” de reunirse con el poeta y activista, quien se alista para salir de nuevo a la calle en exigencia de un mejor plan federal que atienda a un país que “arde” por el crimen.

En el contexto del primer año de gobierno, los esfuerzos de la administración federal han implicado también el establecimiento de 266 coordinaciones regionales a cargo de la Guardia Nacional; se trata de lugares donde se concentra el mayor grado de violencia.

El 68.65% de esas regiones (153) está localizado en diversos puntos de 22 estados del país que están bajo el control de la delincuencia organizada; 62 regiones están identificadas con índice delictivo medio y el resto como territorios en disputa.

Según el informe sobre las coordinaciones regionales que elaboró la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Colima, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas son considerados “focos rojos” en materia de violencia.

Como “focos amarillos” en inseguridad están Baja California Sur, Nayarit, Quintana Roo, Ciudad de México y Durango, mientras que en “verde” están los estados de Campeche, Chiapas, Nuevo León, San Luis Potosí y Yucatán.

Cada entidad federativa en la que debe operar la Guardia Nacional tiene de dos a seis coordinaciones regionales, excepto el Estado de México, que contará con 32; la Ciudad de México, con 16, y Oaxaca y Michoacán están con nueve cada uno.

La autoridad federal ha detectado que 300 organizaciones delictivas operan en todo el territorio nacional, y contra ello la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) operará en 26 estados y 216 coordinaciones regionales, mientras que la Secretaría de Marina (Semar) estará presente en 18 entidades y 34 coordinaciones, y la Guardia Nacional en seis entidades y 16 coordinaciones, éstas últimas corresponden a las alcaldías de la Ciudad de México.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2168, ya en circulación)

Comentarios

Load More