México recurre a la Corte Internacional de la ONU por “asedio” a su embajada en Bolivia

El titular de la SRE, Marcelo Ebrard anunció que acudirán ante la Corte Internacional de la ONU para interponer un recurso por el "asedio" a la embajada de México en Bolivia. Foto: Presiencia El titular de la SRE, Marcelo Ebrard anunció que acudirán ante la Corte Internacional de la ONU para interponer un recurso por el "asedio" a la embajada de México en Bolivia. Foto: Presiencia

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno de México presentará un recurso ante la Corte Internacional de Justicia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por “el asedio” de hasta 90 policías y militares en los alrededores de su embajada y residencia en Bolivia, informó el canciller Marcelo Ebrard.

En conferencia en Palacio Nacional, explicó que el propósito de ese recurso es evitar que el gobierno “de facto” boliviano, de Jeanine Áñez, tome decisiones que vayan en contra de la soberanía nacional, en el sentido de que la policía de ese país ingrese a los inmuebles donde permanecen con asilo político nueve personas, exfuncionarios del gobierno de Evo Morales.

Del asedio también dio cuenta esta mañana Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario para América Latina y el Caribe de Cancillería, a través de Twitter.

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, “se espera respuesta a corto plazo, que la Corte abra el proceso y que la comunidad internacional se vaya pronunciando. Nuestra confianza está puesta en la política, la diplomacia y el respeto a la soberanía”.

El funcionario explicó que el pasado 15 de noviembre –tres días después de que Evo Morales llegó a territorio mexicano, tras la crisis política que había en su país-, la embajada de México en Bolivia recibió las solicitudes de asilo, mismas que otorgó y al mismo tiempo solicitó salvoconductos para que dichas personas pudieran ser trasladas a México.

No obstante, fue hasta el 26 de noviembre, es decir, 11 días después, que el “gobierno de facto” de ese país sudamericano les informó que existían órdenes de aprehensión contra cuatro de las nueve personas asiladas.

Vigilancia extrema y no solicitada

Ebrard Casaubón recordó que para el 23 de diciembre “aparecieron” fuera de las instalaciones de la embajada y residencia mexicanas 90 elementos “no solicitados” de la policía y el ejército boliviano.

“El número habitual no rebasa los seis y aparecieron 90”, resaltó.

Ante esa acción, dijo, el gobierno mexicano estableció contacto con las autoridades de dicho país, con la ONU, así como con otras instituciones y organismos internacionales para solicitar el respeto a la Convención de Viena y el Pacto de Bogotá. Particularmente, dijo que le avisaron a la Organización de Estados Americanos (OEA), pero hasta ahora no ha habido pronunciamiento alguno.

“No hemos recibido respuesta acorde a los principios internacionales de respeto y garantía a la integridad de las sedes diplomáticas”, afirmó el canciller.

Por eso, adelantó que este jueves México presentará un instrumento jurídico ante la Corte Internacional de Justicia “por violaciones diplomáticas para que se preserve y respete integridad de las instalaciones y de quienes están dentro. Exhortamos a que sean respetadas tanto las personas de embajada y residencia”.

De acuerdo con el internacionalista, “la Corte tiene carácter imperativo, no es una opinión”, mientras que el procedimiento que solicita México es para evitar que se tomen decisiones contra la soberanía nacional.

Recordó que, por encima de los ordenamientos penales, prevalece el derecho de asilo, el cual es una tradición en México-, mientras que el gobierno “de facto” de Bolivia no les ha dado ningún argumento para justificar ese operativo policiaco y militar y, por el contrario, “se pone en tela de juicio, de manera arbitraria, el derecho de asilo y va en contra de las convenciones internacionales”.

Incluso, aseveró que “ni aún en los peores momentos de los golpes militares de los 70 y 80 se han puesto en riesgo las instalaciones diplomáticas de México”.

Embajada seguirá abierta

Marcelo Ebrard aclaró que por el momento no se piensa retirar al personal de la embajada de México en Bolivia, ni cerrar la representación diplomática, debido a que en ese país viven alrededor de 10 mil mexicanos que necesitan los servicios consulares mexicanos en ese país. “Ese sería el último recurso”, dijo.

Tampoco pretenden expulsar a personal de la Embajada de Bolivia en México. Comentó que aquel país dijo que enviaría a una persona como “encargada de negocio”, pero al momento no se ha reportado ninguna llegada.

Además, descartó que debido a esta situación haya un impacto económico entre ambos países.

Y aclaró:

“El costo mayor es un atropello a la soberanía de México y eso no lo vamos a permitir de ningún país”.

Ante la pregunta de la prensa, fue más claro: “De ninguna manera permitiríamos que ingresen al recinto de la representación de Bolivia ni pedirle a los 9 que salgan de la embajada”.

Solidaridad internacional

Según el canciller, al menos 29 países ya se han comunicado con el gobierno mexicano para expresarle su solidaridad en defensa de la soberanía mexicana y la protección e integridad de su sede diplomática.

Entre esos países, dijo que se encuentran “todos” los de la Unión Europea y “casi todos” los de América Latina.

Por último, Marcelo Ebrard rechazó las declaraciones de personal de la embajada de Bolivia en México en el sentido de que las quejas del gobierno mexicano sean para desestabilizar al gobierno boliviano desde territorio mexicano.

“Nada más alejado de la realidad, eso se hacía desde los 70… (el gobierno mexicano) no es injerencista. El derecho de asilo para los perseguidos no es injerencismo, es la defensa de un derecho internacional”, dijo.

Y remarcó: “Pocos países se atreven a poner en tela de juicio el derecho de asilo. Son visiones autoritarias, el derecho de asilo es esencial en el orden internacional”.

 

 

 

Load More