Con “El pulso de la salud” gobierno presentará avances en la materia

El informe de hoy estuvo a cargo del subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez. Foto: Eduardo Miranda El informe de hoy estuvo a cargo del subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La adhesión de 18 mandatarios estatales al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) fue confirmada hoy por el gabinete de salud que, a partir de esta fecha, se incorporará a la conferencia de prensa presidencial con una intervención llamada “El pulso de la salud”.

Reticente a polemizar sobre las posiciones de los gobernadores que se niegan a adherirse al Insabi, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió en diferentes oportunidades que se clarificaran diferentes aspectos de su plan de salud pública, sujeto a numerosas críticas desde hace semanas.

El informe estuvo a cargo del subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, quien expuso que las entidades federativas y sus gobernadores no ven impactados recursos ni funciones con las nuevas disposiciones en materia de salubridad, excepto por el compromiso que deben asumir con la universalidad de la atención a la población.

El funcionario aseguró que los servicios de salud no se ven disminuidos y por el contrario, en esta administración quedan garantizados para todas las personas, inclusive aquellas que carecen de seguridad social, rechazando el desmantelamiento de los servicios y la entrega gratuita de medicamentos.

En la conferencia de prensa se expusieron diferentes datos relativos a la cobertura médica, las plazas del sector que serán regularizadas para aquellos que estén como trabajadores eventuales o por honorarios, así como la adquisición de medicinas suficientes, bajo la idea de que el punto de partida es lo que actualmente se tiene y en adelante se irán mejorando los servicios.

Derechos, se amplían

El subsecretario fue insistente en aclarar que no desaparecen ni se disminuyen derechos, por el contrario, precisó, se amplían.

En su primer informe semanal, aseguró que este año se remodelarán cinco mil centros de salud y 700 hospitales, como parte de un plan sexenal que se propone renovar la infraestructura obsoleta, terminar la inconclusa y resolver aquellos casos en los que existen litigios por terrenos donde se llegaron a instalar centros médicos.

Asimismo, expuso que se regularizarán plazas para 17 mil 794 empleador de la salud durante 2020.

Dijo que, en cuanto a medicamentos, se tiene garantizado el abasto del 98%.

Los gobernadores que ya se adhirieron al nuevo esquema del Insabi son: Tabasco, Chiapas, Yucatán, Veracruz, Ciudad de México, Colima, Baja California, Hidalgo, Quintana Roo, San Luis Potosí, Oaxaca, Sonora, Puebla, Guerrero, Estado de México, Zacatecas, Durango y Querétaro, en tanto, el resto de las entidades federativas tienen hasta el último de enero para hacerlo.

No obstante, en aquellos estados donde no se ratifica la adhesión, se tendrán garantizados los servicios, dijo el presidente López Obrador quien advirtió que no polemizaría respecto a las posturas de los mandatarios estatales.

Además, consideró que, para el 1 de diciembre de este año, podrán tener en marcha el plan de salud como se planteó en la reforma legislativa correspondiente.

En su intervención, el presidente López Obrador consideró que las resistencias se deben a que “los conservadores” querían privatizar los servicios de salud por lo que ahora, están desconcertados, “aturdidos y a veces desquiciados”.

Comentarios

Load More