Nace Byte, el sucesor de Vine; va a la caza de tiktokers

La nueva app Byte, videos de seis segundos contra los de 15 segundos o un minuto de Tik Tok. La nueva app Byte, videos de seis segundos contra los de 15 segundos o un minuto de Tik Tok.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- De las cenizas de la desaparecida aplicación Vine surgieron otras varias que aprovecharon su legado de crear furor mediante videos cortos: Snapchat, Instagram, Musical.ly y, más destacadamente, Tik Tok.

Ahora, uno de sus creadores intenta participar de esa fiebre otra vez.

Las tiendas digitales para iOS y Android acaban de lanzar Byte, una aplicación cuyo desarrollo anticipó desde hace dos años Dom Hofmann, quien en 2012 contribuyó a desarrollar Vine.

Este programa, basado en la idea de hacer videos de seis segundos que se repitieran hasta el infinito (como los antiguos gifs), fue sensación mundial tras una vez que Twitter la adquirió.

Sólo seis segundos

Aunque llegó a sumar 200 millones de usuarios, Vine no tuvo la perdurabilidad que sí alcanzaron sus competidores (o imitadores). Fue descontinuada a finales de 2016 por Twitter, que necesitaba por aquellas fechas recortar gastos.

La que se presume ahora como su sucesora, Byte, no es muy distinta. También permite grabar y luego compartir videos de seis segundos, mucho menos que el límite de hasta un minuto que da Tik Tok.

Ambas tienen en común el mecanismo de develar nuevos videos deslizando el dedo por la pantalla hacia arriba. Aunque, por ahora, Byte carece de varias herramientas populares como filtros de realidad aumentada.

Esto sería un hándicap en contra dentro del reñido mercado al que aspira competir.

Lo que Hofmann espera que diferencie a Byte es un enfoque pionero en ayudar a los creadores de contenido a ganar dinero. Algo que TikTok y otras aplicaciones de microentretenimiento no ofrecen todavía en gran medida, señala el portal TechCrunch.

Apoyo a “creadores”

Según ese sitio, la aplicación planea lanzar pronto un programa piloto para ofrecer opciones de monetización a quienes acrediten ser populares en Byte.

Se trataría de captar a los tiktokers que ahora tratan de capitalizar sus millones de vistas y likes trasladando sus videos a YouTube.

“Al comenzar a pagar desde sus primeros días, Byte podría atraer a algunos de esos bailarines, comediantes y bromistas a su aplicación y poder retenerlos a largo plazo”, señala TechCrunch.

Ahora, el sucesor de Vine no sólo debe enfrentar a la fiebre de la aplicación china, sino a la competencia de Lasso, la respuesta de Facebook al reñido mercado de la ociosidad en microvideos.

Load More