Rosario Piedra acompaña manifestación del Comité Eureka en Palacio Nacional

Rosario Piedra, en la manifestación de este lunes 24 de febrero del Comité Eureka. Imagen: Twitter @noemiza Rosario Piedra, en la manifestación de este lunes 24 de febrero del Comité Eureka. Imagen: Twitter @noemiza

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con Rosario Piedra Ibarra a la cabeza, integrantes del Comité Eureka realizaron una manifestación afuera del Palacio Nacional para solicitar una audiencia al presidente Andrés Manuel López Obrador a fin de plantearle que se atienda una deuda con las víctimas de la guerra sucia.

En declaraciones a los reporteros, la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) explicó que su presencia en ese lugar era para solidarizarse con sus compañeros como fundadora de la agrupación que nació en 1975, tras la desaparición de su hermano Jesús Piedra.

Además, la ombudsperson comentó que quería dar la noticia a los integrantes de Eureka y a la opinión pública de la creación de una comisión especial para investigar las desapariciones forzadas durante la guerra sucia.

“Quiero darles la certeza que, desde esta comisión, se va a hacer todo lo posible para esclarecer los casos de desaparición forzada de aquellos años”, dijo.

Y prosiguió:

“Y dar a conocer también, que estas facultades las ha tenido siempre la CNDH, sin embargo, nunca las ejerció, y eso es algo muy lamentable, porque han pasado muchos años, en los que los familiares, no solamente los del Comité Eureka y los de otros colectivos, que reclaman a sus desaparecidos, no hayan tenido justicia”.

La titular de la CNDH comentó que, a partir del 26 de este mes, empezará a funcionar esta oficina y que ese mismo día se dará a conocer los nombres de las personas que formarán parte de la comisión.

“Lo más importante es que tenemos la facultad legal de poder mandar a llamar a funcionarios que se presuma que tienen información o que estuvieron implicados”, dijo.

“Algo a lo que no se puede renunciar”

En la entrevista, Piedra Ibarra indicó que, a pesar de encabezar la CNDH, no ha dejado deja ser víctima, pues recordó que tiene un hermano desaparecido en esa época, la década de los 70 y 80: “¿Por qué no voy a decir, a desconocer, que yo tengo un hermano desaparecido? Eso es algo a lo que no se puede renunciar”, enfatizó.

El Comité Eureka fue fundado por Rosario Ibarra de Piedra, madres de la actual presidenta de la CNDH, en 1977 bajo el nombre de “comité Pro-Defensa de presos, perseguidos, desaparecidos y exiliados políticos de México, luego de que su hijo, Jesús Piedra Ibarra, estudiante y miembro de Liga Comunista 23 de septiembre, fuera detenido por la Dirección Federal de Seguridad (DFS).

Entre los años sesenta y ochenta, el gobierno mexicano encaró a los grupos disidentes que surgieron con extrema violencia. Entre las prácticas realizadas en la llamada Guerra Sucia se encuentran, el encarcelamiento ilegal, la desaparición forzada y la tortura.

En un video compartido en redes sociales, la presidenta comentó que lo que piden es conocer el paradero de todos sus familiares desaparecidos durante la guerra sucia. “La justicia, la verdad y que desaparezca esta terrible práctica. Que no se vuelva a repetir”.

Ante la pregunta de si se pudo reunir con el presidente, Piedra respondió que ella se tuvo que retirar porque tenía que irse a sus labores. Desconoce si los recibió o no, o si les dio cita para una audiencia.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso