“Ya no sé qué hacer conmigo”

"Ya no sé qué hacer conmigo" se presenta en el Centro Cultural Universitario. Es de entrada libre, pero por la alta demanda se recomienda llegar al menos una hora antes para alcanzar lugar. Foto: Twitter @HugoArrevillaga "Ya no sé qué hacer conmigo" se presenta en el Centro Cultural Universitario. Es de entrada libre, pero por la alta demanda se recomienda llegar al menos una hora antes para alcanzar lugar. Foto: Twitter @HugoArrevillaga

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– La larga tradición del Centro Universitario de Teatro (CUT) de la UNAM es invitar cada año a grandes personalidades a dirigir a sus alumnos en los trabajos de titulación.

Este año no fue la excepción. La generación 2017 presenta un “musical” a partir de las canciones del grupo uruguayo El cuarteto de nos. Bajo la dirección del reconocidísimo Hugo Arrevillaga Serrano, crean un espectáculo de calidad envidiable.

La obra se sitúa en una oficina cutre. Enclaustrados de ocho de la mañana a seis de la tarde entre paredes, los “godines” luchan por mantenerse a flote en su vida repetitiva. Las horas-nalga esperando que los papeles a transcribir caigan del cielo –o del piso de arriba, que es lo mismo– son sólo interrumpidas por una insípida sesión de aeróbics. Y entonces llega una motivación: adquirir la única oficina con una ventana, algo que les permita saber que el mundo sigue moviéndose mientras ellos se estancan. Cada uno ideará una estrategia para ser el afortunado ganador.

El texto es libre y juguetón, contrastando la monotonía con elementos fantásticos que juegan como metáforas, entre ellos la actitud zombie en la que los burócratas –casi todos provenientes de licenciaturas que no tienen nada que ver con su labor– parecen moverse sólo por inercia. La historia es ridícula y divertida, muchas veces inesperada, otras forzadas también para encajar con las canciones que se seleccionaron. Pero algo es seguro: hay un subtexto de melancolía que pretende dar al espectador unas cachetadas que lo despierten de una vez por todas.

Con canciones, coreografías, y pasando de personaje en personaje –de forma que todos lleguen a ser el foco por un rato–, el “musical” cumple su función: presentar a la nueva generación de actores que salen al mundo laboral, mostrando la amplia gama de cualidades con las que cuentan.

El montaje es barato, pero tan bien aprovechado que no lo aparenta. Las necesidades son mucho mayores a las de cualquier obra tradicional en cuestiones de espacio, elementos visuales, y en especial en calidad de audio. Y si algo no parece es un montaje escolar.

Las joviales energías que inundan el escenario son las de Andalucía, Ariadne Alfonseca de la Cruz, Judith Cotarelo, Valeria G. Becerril Chaparro, Amauri Garrido Sérbulo, Alejandro Garza Garza, Uzziel Hernández, Aarón Mendoza, Natanel Ríos, Irma Sánchez Gutiérrez, Victoria Uribe Bátiz, Diego Vega y Rebeca Villalobos.

Ya no sé qué hacer conmigo tiene una larga temporada, hasta el 10 de mayo, de jueves a sábado a las 19:00 horas y los domingos a las 18:00 horas en el CUT, en el Centro Cultural Universitario de Ciudad Universitaria. Es de entrada libre, pero debido a la alta demanda se recomienda llegar al menos una hora antes para alcanzar lugar.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso