La cúpula empresarial arremete contra el gobierno por cancelación de cervecera

Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE. Foto: Tomada de Twitter @cceoficialmx Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE. Foto: Tomada de Twitter @cceoficialmx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).—La consulta en la que se repudiaron las operaciones de la cervecera Constellation Brands derivó en un nuevo desencuentro entre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador con la cúpula empresarial, la cual advirtió que “el daño generado al futuro de nuestra economía es incalculable”.

Mediante un comunicado, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) señaló:

“Las consecuencias de esta decisión no sólo afectarán a los habitantes de Mexicali, sino al país entero. La señal que manda México al mundo es que aquí no se respeta la ley, y que no existe garantía alguna para quienes busquen invertir, generar empleo y desarrollo en nuestro país.

“En un contexto internacional de crisis, en el que necesitamos más que nunca de la inversión privada, el daño generado al futuro de nuestra economía es incalculable”.

Por si fuera poco, el organismo encabezado por Carlos Salazar Lomelín atizó que el gobierno está empeñado en destruir la posibilidad de generar confianza a los inversionistas nacionales y extranjeros, lo que finalmente afectará a la población más vulnerable de nuestro país, que tendrá menos acceso a oportunidades de empleo y bienestar.

“En ningún lugar del mundo, un ejercicio tan minoritario y sin ninguna garantía legal, puede decidir sobre el futuro económico de toda una región y afectar a miles de trabajadores actuales y potenciales”, agregó.

El rechazo a Constellation Brands añade presión al peso

Sin sustento jurídico

De acuerdo con la cúpula empresarial, la supuesta consulta realizada el fin de semana no tuvo ningún sustento jurídico; se realizó sin ninguna de las previsiones que marca la ley para consultar a la ciudadanía, y de ninguna manera puede ser vinculante.

“Sin ninguna garantía de neutralidad ni objetividad, sólo consiguió la participación de un porcentaje menor al 5% de los ciudadanos.

“Peor aún, se realizó en un contexto que atenta contra la política de la sana distancia, en el que a la vez se pedía a las personas no salir de sus casas a fin de evitar la propagación del Covid-19”, explicó.

Adicionalmente, dijo el organismo cúpula, la discusión sobre el uso del agua en Mexicali ha sido manipulada con datos incorrectos por parte de activistas y autoridades mal intencionadas, porque la planta en cuestión utilizaría sólo el 0.2% de los recursos hídricos de la localidad, y además cuenta con mecanismos para tratar y devolver el agua utilizada, para uso agrícola.

Para que no quede duda, Salazar Lomelín dejó claro que la decisión del gobierno de negar los permisos subsecuentes de Conagua a la empresa Constellation Brands para continuar  con la construcción de su planta cervecera en Mexicali es arbitraria, autoritaria y unilateral; violenta la legalidad y el Estado de Derecho; daña a la comunidad y a los trabajadores; y es una pésima señal hacia la sociedad y el mundo de que las reglas democráticas no se respetan en México.

Comentarios

Load More