ONU-DH y CNDH piden acción de autoridades ante asesinato de ambientalista en Morelos

Isaac Medardo Herrera Avilés fue asesinado a quemarropa el lunes 23. Foto: ONU-DH Isaac Medardo Herrera Avilés fue asesinado a quemarropa el lunes 23. Foto: ONU-DH

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La oficina en México de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) reprobó el asesinato del ambientalista de Morelos, Isaac Medardo Herrera Avilés, ocurrido la noche del lunes 23.

En un pronunciamiento, la ONU-DH resaltó que con el homicidio de Medrano Herrera Avilés suman dos defensores de la tierra ultimados en lo que va de 2020, en tanto que el año pasado fueron 20 los activistas victimados, diez de ellos dedicados a la defensa del medio ambiente.

Tras recordar que Medrano Herrera Avilés, un reconocido abogado por su defensa del medio ambiente, falleció luego que hombres que tocaron a la puerta de su domicilio le dispararon a quemarropa, la ONU-DH, urgió “a las autoridades competentes a investigar, juzgar y sancionar a los autores materiales e intelectuales”.

Jesús Peña Palacios, representante adjunto de la ONU-DH, llamó a las autoridades a investigar “con celeridad y eficacia” el homicidio del defensor al señalar que “la posibilidad de una vida digna, tanto para las generaciones presentes como para las futuras, es protegida cada día por quienes cuidan los espacios naturales de sus comunidades, por quienes exigen un alto a las acciones depredadoras y apuestan por un desarrollo verdaderamente sostenible”.

La condena del homicidio y la manifestación de condolencia y solidaridad con la familia del defensor por parte de la ONU-DH, se suma a las expresiones que en el mismo sentido hizo la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En un comunicado el organismo informó que con el caso de Medardo Herrera Avilés sumaban 51 defensores asesinados desde 2006, por lo que instaba a las autoridades a realizar investigaciones considerando “la línea vinculada con su labor de defensa”, en específico de la reserva natural “Los Venados” en Morelos.

El organismo manifestó su preocupación “por la falta de mecanismos y estrategias idóneos de las autoridades para prevenir, evitar homicidios y agresiones contra personas defensoras de derechos humanos, circunstancias que a su vez inhiben el ejercicio de su actividad, y en muchos casos, desfavorecen las causas que defienden como, en este caso, el medio ambiente”.

Comentarios

Load More