Juez vincula a proceso al tercer implicado en ataque contra saxofonista en Oaxaca

La saxofonista mixteca María Elena Ríos Ortiz, atacada el 9 de septiembre. Foto: Especial

OAXACA, Oax. (apro).- El Juzgado de Control vinculó a proceso a Rubén L. C., tercer implicado en el ataque con ácido sulfúrico contra la saxofonista María Elena Ríos Ortiz.

El presunto autor intelectual, el exdiputado priista Juan Antonio Vera Carrizal, y su hijo, continúan prófugos, informó el fiscal general del estado, Rubén Vasconcelos Méndez.

Dan de alta a la saxofonista María Elena Ríos… pero viene lo más difícil

Según la causa penal 533/2019, Rubén L. C. fue aprehendido por la policía estatal, el pasado miércoles 1, sobre las riberas del río Salado, en un retén instalado en San Antonio de la Cal, municipio conurbado a esta capital, y fue puesto a disposición del juez de Control, quien este viernes lo vinculó a proceso como probable responsable del delito de tentativa de feminicidio contra María Elena Ríos Ortiz.

La detención de Rubén L. C. se suma a la de Ponciano H. (23 de diciembre de 2019) y su hijo Ruvicel H. R. (el 25 de diciembre de 2019) como autores materiales del atentado ocurrido el 9 de septiembre de 2019 en Huajuapan de León.

Prófugos de la justicia, el empresario gasolinero y exdiputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Juan Antonio Vera Carrizal, y su hijo “Tony”, a quien identifican como “El Gordo”, son buscados por la Interpol; además, sus cuentas bancarias fueron congeladas y se les investiga por lavado de dinero.

El fiscal detalló que, de acuerdo con las investigaciones realizadas, a principios de septiembre de 2019 Vera Carrizal ordenó a Rubén contratar a otra persona, en este caso a Ruvicel, para vaciarle ácido sulfúrico a María Elena y causarle la muerte, a cambio de 30 mil pesos.

Entonces –abundó– “Rubén fue el que planeó todo y organizó la mecánica de los hechos. Se trasladó el 6 de septiembre de 2019 a Huajuapan y a las 03:46 le hizo una llamada a María Elena para agendar una cita para acudir a su negocio.

“Rubén le entregó el ácido a Ruvicel y le enseñó las fotos de la víctima bajo el conocimiento de Juan Antonio Vera Carrizal. Ruvicel entró al negocio de María Elena y en ese lugar le roció el ácido, gritándole: ‘Muérete, maldita desgraciada, hasta aquí llegaste’, por eso se le imputa por tentativa de homicidio”.

Horas después, añadió, Rubén L. C. le entregó a Ruvicel y al padre de éste los 30 mil pesos. En síntesis, puntualizó el fiscal, el detenido es quien organizó todo lo que conllevó el daño de María Elena.

Según Vasconcelos Méndez, “no cejaremos en la búsqueda de las personas contra quienes hay orden de aprehensión. Hay diversas corporaciones federales e internacionales que ayudan a la localización de Vera Carrizal”.

Finalizó: “No estamos ni vamos a ocultar nada ni a nadie. No vamos a cejar ni siquiera en estos tiempos de contingencia en la captura de Vera Carrizal”.

Pero el fiscal no supo explicar por qué no aparece en la ficha roja de la Interpol la búsqueda del priista.

Load More