Los pequeños pueblos de Italia donde no hay contagios

Ferrera Erbognone. Foto: Google Maps

ROMA (apro).- “Es como si viviéramos en una isla feliz en medio de un mar en tormenta”, escribió en una carta abierta Giovanni Fassina, alcalde de Ferrera Erbognone, un pueblo de mil 200 habitantes incrustado en Lombardía, la región italiana que hoy tiene más de la mitad de los 17 mil 600 muertos por covid-19 en el país.

¿La razón de la metáfora? Pese a estar rodeados de zonas con altas tasas de contagios, “aquí el coronavirus no ha llegado, nadie se ha enfermado”, explicó Fassina, cuya comunidad se sitúa a menos de cien kilómetros de Codogno, uno de los dos epicentros lombardos de contagio masivo en esta región italiana. Por eso “quisiéramos que estudien nuestro caso”, añadió el alcalde y médico forense.

Se trata de una situación excepcional que la ciencia en Italia no parece haber dejado escapar. Tanto que el Instituto Neurológico Mondino de Pavía ya ha emprendido una investigación para estudiar la sangre de los habitantes del lugar y describir si han desarrollado anticuerpos.

“Los hemos elegido porque ningún habitante se ha contagiado”, explicó el director de ese centro, Livio Tronconi, en declaraciones a la prensa italiana. “Los resultados de esta investigación nos podrían dar resultados que compartiremos con la comunidad de los virólogos”, añadió.

“No sé si se trata de una coyuntura particular o si se debe a que nuestros ciudadanos son particularmente respetuosos de las reglas. Lo cierto es que nuestra población ronda los 60, 65 años de edad, los jóvenes entre los 17 y 25 años no son más de unos treinta y también que hoy hay menos puntos de encuentro”, comentó Fassina.

Nota de interés:

El humor en tiempos del coronavirus

Ferrera Erbognone, un pueblo de mil 200 habitantes incrustado en Lombardía. Foto: Google Maps
Ferrera Erbognone, un pueblo de mil 200 habitantes incrustado en Lombardía. Foto: Google Maps

De hecho, el caso de Ferrera Erbognone es llamativo sobre todo porque el golpe que ha sufrido la rica Lombardía es impresionante. Según la última actualización difundida este viernes, la cantidad de personas muertas en esta región del norte de Italia superaron las 10 mil y el número de contagiados ya alcanza la cifra de 56 mil. Unas cifras dramáticas que han colapsado a los antes bien reputados hospitales de la zona.

Pero el caso de Ferrera no es el único que ha despertado atención en Italia. El mismo escenario de cero contagios entre los habitantes también se ha visto –de momento– en Nemi, en la céntrica región de Lacio (cuya capital es Roma ), y en varios pueblos del interior de la isla de Cerdeña, donde el paso de foráneos es muy limitado.

De ahí que en algunos casos la ausencia del virus parezca estar más relacionada con el aislamiento geográfico o bien a medidas muy estrictas de confinamiento de la población. Es el caso, por ejemplo, de la localidad piamontesa (norte) de San Giusto Canavese, donde el alcalde llegó a hacer volar un dron para controlar a sus ciudadanos y evitar que alguno infringiera las reglas. “Fue una decisión que generó pocas simpatías, pero los resultados se ven”, comentó el regidor, Giosi Boggio.

En otros casos, como el de Ferrera Erbognone, esta explicación parece tener una base menos sólida, por las cercanas y muy concurridas localidades que se sitúan a poca distancia del pueblo. De ahí que no se excluya la posibilidad de que exista algún elemento genético que influya en la resistencia de la población al covid-19.

Una hipótesis es la talasemia, tipo de fuerza genética que confiere resistencia a ciertas enfermedades como la malaria y que afecta en particular a las poblaciones de la cuenca mediterránea (por tanto, también de Italia). “Creo que la talasemia o la malaria podrían haber tenido un papel en mantener algunas zonas casi sin contagios”, dijo Sergio Venturi, jefe de la emergencia nombrado por el gobierno para la región de Emilia Romaña.

¿Terrorismo en tiempo de coronavirus?

Con todo, estos no son los únicos experimentos en marcha en Italia, un mes después del inicio de la cuarentena masiva decretada por el gobierno. En una localidad de Lacio, Nerola, actualmente se investiga a las personas asintomáticas –aquellas atacadas por el nuevo coronavirus, pero que no tienen síntomas–, razón por la cual las autoridades decidieron hacer test a toda la población.

El experimento, coordinado por el prestigioso hospital romano Spallanzani, inició después de que a finales de marzo se registraran 80 casos de contagios en ese pueblo de menos de 2 mil personas, ubicado en una región de seis millones de residentes, con una cifra baja de enfermos.

Load More