Colima decomisa alcohol de caña tras intoxicaciones en Jalisco

Alcohol adulterado. Foto: @saludcolima Alcohol adulterado. Foto: @saludcolima

COLIMA, Col. (apro).- Tras la muerte de 22 personas por el presunto consumo de alcohol adulterado en poblaciones del vecino estado de Jalisco, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris) de Colima realizó un operativo en esta entidad, donde inicialmente decomisó 336.75 litros de alcohol de caña.

La Secretaría de Salud informó que el propósito es evitar riesgos a la salud en Colima por el consumo de ese alcohol, por lo que personal de la Coespris evita que se comercialice o distribuya a granel o envasado, además de que no se esté usando para la preparación de otras bebidas.

En una primera etapa, la revisión se llevó a cabo en 30 expendios de las localidades de Quesería, Alcaraces y la cabecera municipal de Cuauhtémoc, así como en Suchitlán, Cofradía de Suchitlán y la cabecera municipal de Comala, y las acciones de vigilancia continuarán en los municipios de la zona norte de la capital del estado.

La dependencia señaló que las autoridades sanitarias de Jalisco identificaron que la marca de alcohol “El Chorrito” está sujeto a indagatorias, debido a que se presume que el producto contiene metanol o denominado también alcohol de madera, el cual puede provocar la ceguera o inclusive la muerte.

Por lo anterior, indicó, se mantiene vigilancia sanitaria para identificar y restringir su comercialización en el estado, a la vez que exhortó a la población colimense a no ingerir ningún tipo de alcohol o bebidas procesadas con caña, ni usarlo en la preparación de otras bebidas, ante los reportes de muertes e intoxicaciones debido al consumo de este producto y su posible adulteración en el estado de Jalisco.

Al respecto, la Coespris señaló que algunas de las consecuencias de beber alcohol adulterado son inflamación de la retina (que puede llegar a ocasionar ceguera), lesión renal (que puede requerir diálisis) e incluso la muerte.

El adulterante más común es el alcohol metílico o metanol, que es muy fuerte y agresivo para el organismo, porque después de las primeras cinco o seis horas de haberlo consumido se requiere de un lavado gástrico, pero si se excede ese tiempo se requiere hacer una diálisis, pues es un alcohol que no se puede metabolizar.

La dependencia recomendó que en esta emergencia sanitaria no se consuma alcohol o comprarlo sólo en lugares formalmente establecidos, evitando los mercados y puestos de venta ambulantes, así como dudar de las bebidas que sean muy baratas y revisar que la botella no contenga sedimentos o algún tipo de materia extraña.

Comentarios

Load More