Tijuana llega a los mil infectados; muere el primer migrante en centro de detención de EU

Sanitización en Tijuana. Foto: Facebook gobtijuanamx Sanitización en Tijuana. Foto: Facebook gobtijuanamx

MEXICALI, B.C. (apro).- A una semana del regreso a las actividades, como lo tiene planeado el gobierno de Jaime Bonilla, Tijuana rebasó los mil infectados de covid-19, por lo que reúne cerca de 50% de los casos en la entidad.

De acuerdo con los datos que dio el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, el estado tiene mil 962 casos positivos, mil 037 de ellos en Tijuana, 727 en Mexicali, 56 en Ensenada, 98 en Tecate, 28 en Rosarito y 16 en San Quintín-Vicente Guerrero.

En las defunciones Tijuana también mantiene el primer lugar con 203, de un total de 298 en todo Baja California. Le siguen la capital del estado con 69, Tecate (13), Ensenada (nueve), Rosarito (tres) y San Quintín-Vicente Guerrero (uno). De los 323 pacientes recuperados, 131 son de Mexicali, 176 de Tijuana, dos de Ensenada, 13 de Tecate y uno de Rosarito.

En las últimas 24 horas la entidad tuvo un repunte de 100 contagiados, y se espera que entre el 8 y el 10 de mayo concluya el pico de la infección, para luego pasar a una posible meseta, es decir, una estabilidad en el número de contagios y finalmente la baja en la curva.

Muere migrante salvadoreño

El periodista Manuel Ocaña, de la agencia EFE, reportó que este día falleció el primer migrante en el centro de detenciones de Otay Mesa, del condado de San Diego.

Se trata de Carlos Ernesto Escobar Mejía, un hombre de 57 años originario de El Salvador, quien vivió la mayor parte de su vida en Estados Unidos.

De acuerdo con el reporte de la agencia EFE, la persona que falleció estaba bajo custodia del Servicio de Inmigración de Aduanas (ICE, por sus siglas en ingles).

Hace cinco días, el mismo Manuel Ocaña detalló ampliamente cómo el centro de detenciones migratoria de Otay Mesa en California se estaba convirtiendo “rápidamente en un foco de pandemia de covid-19, con más de 150 contagios confirmados y un migrante intubado”, el salvadoreño Escobar Mejía.

En esa ocasión, los migrantes iniciaron una huelga de hambre para exigir al tribunal que liberara a los más vulnerables.

“La mejor opción es que liberen a todos los detenidos ahora”, dijo a la agencia el director del Comité de Servicios de los Amigos Americanos en San Diego, Pedro Ríos. “Es un centro con historial de negligencia médica y con sobrepoblación en el que los detenidos no pueden mantener la distancia entre sí que exige el estado de California”, precisó Ríos al periodista, hace cinco días.

Además, Ocaña dio cuenta de que el centro de Otay Mesa tenía hasta ese momento a 98 inmigrantes detenidos bajo su custodia y 47 la Oficina del Marshall federal. Por su parte, la empresa privada de cárceles CoreCivic dejó de actualizar las cifras de guardias contagiados desde hace dos semanas, cuando se mencionó a 18 con covid-19.

Mediante una audiencia en una corte federal, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) se enteró esta semana que uno de los inmigrantes contagiados estaba internado con respirador artificial en un hospital de Chula Vista, California, añadió Ocaña en su reporte. Hoy ese migrante ha muerto.

Comentarios

Load More