“Circus of Books”: ángeles en la pornografía

“Circus of Books”, de Netflix. Foto: Especial “Circus of Books”, de Netflix. Foto: Especial

MONTERREY, N.L. (apro).- Había una vez una tienda donde se vendía pornografía gay y se comerciaba con juguetes sexuales. El establecimiento, ubicado en Los Ángeles, era el punto de reunión más emblemático de la contracultura de la homosexualidad.

La gran sorpresa de este accidente empresarial radicaba en que los propietarios eran una decente pareja de judíos, hombre y mujer, quienes conformaban un matrimonio ejemplar y criaban una primorosa familia, a la que mantenían alejada de su escandaloso negocio.

‘Circus of Books’ (Circus of Books, 2019) es un gran documental de Netflix que relata la historia de la célebre revistería donde se cruzaron numerosas historias, principalmente la de sus propietarios, Karen y Barry Mason, que en la década de los 70 se involucraron, casi por error, en esta aventura que se transformó en un clásico de la comunidad gay californiana, a la que le dieron refugio y clase.

La película, escrita y dirigida por Rachel, hija de los Mason, retrata con encantadora ingenuidad cómo es que estas dos personas amables y muy decentes, unos ángeles de la comunidad, se encargaban de atender este lucrativo negocio. Llevaban, con mucha dignidad, una doble vida en medio de una brutal represión oficial, que satanizaba cualquier variación lúdica de la sexualidad, y abogaba por imponer leyes a los pervertidores que vendían libros y magazines de contenidos impíos. Lo que para unos podía ser hipocresía de este matrimonio, para ellos solamente era honestidad.

Es absorbente y candoroso el relato, que no debe ser confundido con una narrativa sobre la comunidad gay. La pareja habla de sus inicios, el auge y la decadencia del establecimiento, pero lo hace como si lo que vendieran fueran panes. Para ellos la venta de contenidos impresos, con textos y gráficas ultra explícitas, era sólo un modo de vida. Resulta singular ver a la señora Mason acudir a las convenciones donde se venden juguetes de diversión erótica, adquiriendo lotes completos de esto y aquello, pero sin atreverse a mirar la estantería.

Y era ella, según se ve en el documental, la que tomaba las decisiones importantes, sin interesarse jamás en el funcionamiento de los dispositivos que distribuían, ni los contenidos de esas páginas que tanta incomodidad provocaban en cierto sector de la sociedad.

Fueron un insólito caso dentro de la industria de la indecencia que floreció, precisamente, por la decencia de los inversionistas. Y por esa confianza que le tenían los proveedores, terminaron invitándolos en la producción de películas pornográficas de contenido LGBT, e hicieron que el negocio explotara de manera exponencial.

En medio del libertinaje, la liberación de las costumbres y la normalización de las relaciones homoeróticas, los Mason cruzaron, con algunos contratiempos, hasta el nuevo milenio. Vieron el nacimiento del sida, sus devastadoras consecuencias, y también padecieron persecución judicial.

Igualmente se vieron inmersos en un drama interno, cuando uno de los hijos manifestó su verdadera identidad., hasta que el sueño acabó. El internet y sus contenidos duros terminaron por aniquilar un comercio que llegó a su fin porque ahora se conseguía gratuitamente en línea.

‘Circus of Books’ es un singular documental sobre vidas singulares, en un mundo cerrado, colorido y candente, donde una familia apacible y apegada a la honorabilidad se convirtió en protagonista de un episodio que debe ser celebrado dentro de la cultura pop de Estados Unidos.

Comentarios

Load More