La música en cuarentena (yV)

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tal como lo habíamos anunciado, ahora consignaremos las “40 obras maestras de la música mexicana que no deben faltar en ninguna fonoteca que se respete”, o, si se prefiere, puede entenderse como esa antología de nuestra música que todo amante de la cultura patria tendría la obligación de conocer. En cuanto al criterio de selección es necesario decir que, obviamente, no “están todos los que son” y que no “son todos los que están”, amén de que no emana de un criterio unilateral, sino de un consenso entre los investigadores, musicólogos, melómanos y adeptos, a quienes esta columna consultó. (1)

Otro modo de entender, o de justificar, la forzosa arbitrariedad que entraña toda selección, es que se trata de ofrecer un banquete sonoro –en los lenguajes tonales más accesibles para el escucha– que, asimismo, represente un viaje en el tiempo, abarcando más de tres centurias. Arranca a mediados del siglo XVII y concluye con obras de compositores activos. Podría cuestionarse por qué no hay músicas del siglo XVI y la respuesta es que sí la hubo, mas en su gran mayoría no fue compuesta por creadores nativos, sino por los peninsulares que venían a ocupar los maestrazgos de capilla, ya que, con pocas excepciones, lo que se compuso en esa época tenía fines de catequesis.

De esta aseveración se desprende que hemos dejado de lado la música “del vulgo” y “popular” por aquella que es de concierto y que se enseña en los conservatorios y las facultades de música. Nos habría gustado ser más “incluyentes”, pero la cantidad restringida para la cuarentena lo impidió.

De la misma manera, puede objetarse por qué no figuran las obras más socorridas de nuestra literatura musical, como el Huapango de José Pablo Moncayo, y la respuesta radica en que se optó en consignar obras enteramente originales y que, a pesar de provenir de las formas musicales que importó Europa, son propositivas y pioneras dentro de nuestras fronteras. También podrá inquirírsenos, con respecto a esto último, por qué nos atrevemos a decir que el célebre Huapango no es “original”; pues, simplemente, por el hecho de que los temas son sones tradicionales que Moncayo orquestó, eso sí, de una manera magistral; además de que el propio compositor nunca lo consideró como su mejor composición.

También es menester aclarar que el delicado asunto de la inequidad de género volvió a aposentarse, inexcusable, en la lista, y que no pudimos hacer mucho para contravenirla. Sólo aparecen cinco mujeres, contra 35 hombres, y si somos honestos, la cantidad es generosa para retratar la invisibilidad en que han estado sumidas desde siempre las compositoras.

Huelga decir que por cuestión de espacio han de soslayarse las menciones de índole musicológica para explicar los motivos que suscitaron la inclusión específica. Así pues, este es el florilegio, pundonoroso lector, pensado para que la Flor y el Canto de nuestra nación lo acompañe en esta forzosa contingencia sanitaria.

1.- Juan García de Céspedes (1619-1678): Juguete a 4 Convidando está la noche https://youtu.be/jbao4A5VFV0
(Hesperión XXI, Jordi Savall, director).

2.- Juan de Lienas (1620-1650): Responsorio a 8 Tristis est anima mea

(Ensemble vocal de profundis. Cristina García, dir.)

3.- Manuel de Zumaya (1678-1755): Aria Alegres luces del día

(Chatam baroque)

4.- Joaquín Beristain (1817-1839): Obertura La primavera

(OSIPN. Armando Zayas, director)

5.- Aniceto Ortega (1825-1875): Introducción del Episodio Guatimotzin (MP3).

6.- Melesio Morales (1838-1908): Canción La tamalera (MP3).

7.- María Garfias (1849-1918): Marcha republicana (MP3)

8.- Ernesto Elorduy (1854-1913): Nebulosa para piano.

(Sin crédito)

9.- Felipe Villanueva (1862-1893): Vals poético para piano.

(Josef Olechowsky, pianista)

10.- Gustavo E. Campa (1863-1934): La brise du Printemps

(Fernando de la Mora, tenor. Silvia Navarrete, pianista)

11.- Ricardo Castro (1864-1907): Vals capricho

(Mauricio Nader, pianista)

12.- Juventino Rosas (1868-1894): Polka Flores de México

(Alauda Ensemble. Samuel Máynez Ch, director)

13.- Julián Carrillo (1875-1865): Preludio a Colón para soprano en cuartos de tono y conjunto de cámara en octavos de tono…

14.- José Rolón (1876-1945): Scherzo symphonique El festín de los enanos

(OSN. Luis Herrera de la Fuente, director)

15.- José Pomar (1880-1961): Sonata para piano El presagio

(Daniel Noli, pianista).

16.- Manuel M. Ponce (1882-1946): Concierto del Sur para guitarra y orquesta

(OSN Costa Rica. Marcyn Dylla, guitarrista).

17.- Candelario Huizar (1883-1970): Sinfonía n° 4 Cora

(OSN. Sergio Cárdenas, director).

18.- José F. Vásquez (1896-1961): Nocturno y elegía para piano

(Alejandro Barrañón, pianista).

19.- Carlos Chávez (1899-1978): Toccata para percusiones

(Bob Cole Conservatory percussion ensemble)

20.- Silvestre Revueltas (1899- 1940): Sensemayá

(LA Philharmonic. Gustavo Dudamel, director)

21.- Alfonso de Elías (1902-1984): Poema sinfónico Cacahuamilpa

(OSIPN. Salvador Carballeda, director)

22.- Miguel Bernal Jiménez (1910-1956): Concertino para órgano

23.- Blas Galindo (1910-1993): Poema de Neruda para orquesta de cuerdas

(Orq. de cám. Blas Galindo. Guillermo Salvador, dir).

24.- José Pablo Moncayo (1912-1958): Tierra de temporal

(OSN. Sergio Cárdenas, director).

25.- Carlos Jiménez Mabarak (1916-1994): Balada del venado y la luna

(OFCM Fernando Lozano, director)

26.- Graciela Agudelo (1945-2018): Piezas latinas para piano

(María Teresa Frenk, pianista)

27.- Federico Ibarra (1946): Sinfonía no. 2 Las Antesalas del sueño

(OFUNAM. Ronald Zollman, director).

28.- Daniel Catán (1949-2011): Ópera Florencia en el Amazonas (Escena final)

(Indiana University Opera. 
David Neely, director)

29.- Arturo Márquez (1950): Conga del fuego nuevo

(Sinfónica Simón Bolívar, Venezuela. Dudamel)

30.- Jesús Echevarría (1951): Misa mexicana

31.- Jorge Córdoba (1953): Celebración para coro de voces mixtas a capella (En MP3)

32.-Eduardo Angulo (1954): El alevín para cuarteto de cuerdas y guitarra

(Cuarteto Ruvalcaba. Pablo Garibay, guitarrista)

33.- Samuel Zyman (1956): Encuentros para orquesta sinfónica

(Orquesta de las Américas. 
Benjamín Juárez, dir)

34.- Javier Álvarez (1956): Metro chabacano para orquesta sinfónica

(OSJSBV. Keri-Lynn Wilson, director)

35.- Víctor Rasgado (1959): Ópera infantil El conejo y el coyote (En el huerto de chiles)

(Camerata de las Américas. Juan Trigos, director)

36.- Eduardo Gamboa (1960): Paso doble Tenexac (En MP3).

37.- Leticia Armijo (1961): Oikabeth (En MP3).

38.- Leonardo Coral (1962): El jardín de las delicias para flauta y orquesta

(OFUNAM. A. Cárdenes, dir. A. Escuer, flauta)

39.- María Granillo (1962): Caracol y caracola para coro de niños

(Niños cantores de Tepotzotlán)

40.- Gabriela Ortiz (1964): Yanga para cuarteto de percusiones, coro y orquesta

(LAP. Gustavo Dudamel, director, Tambuco).

__________________________
1 Están involucrados investigadores del Cenidim, maestros del Conservatorio Nacional, compositores y divulgadores de radio, especializados en la música mexicana.

Comentarios

Load More