Jefe del Pentágono discrepa con Trump sobre militarizar las calles para controlar protestas

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mike Esper, rechazó la propuesta del presidente Donald Trump de recurrir a la fuerza militar para contener las protestas civiles. Foto: @EsperDod

WASHINGTON (apro) – Mike Esper, el Secretario de Defensa de Estados Unidos, declaró que la fuerza militar no debe ser utilizada para controlar las calles por las protestas  registradas en los últimos ocho días, en discrepancia con lo que desea y pretende el presidente Donald Trump.

“La opción de utilizar a las fuerzas militares en servicio para el papel de la aplicación de la ley sólo deben ser recurridas como el último recurso en las situaciones más extremas y urgentes”, dijo Esper en un mensaje dirigido desde el Pentágono.

En contradicción a lo que advirtió esta semana Trump, constitucionalmente comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, su secretario de Defensa expuso que el control de las protestas debe ser responsabilidad de las fuerzas civiles.

“Ahora no estamos en esas situaciones extremas ni urgentes, no apoyo la invocación del Acta de Insurrección”, sentenció el titular del Pentágono, en referencia a la realidad de los disturbios suscitados en el país como consecuencia del asesinato del afroamericano George Floyd a manos de elementos de la policía de la ciudad de Minneapolis, Minnesota.

Frente a las manifestaciones en más de 170 ciudades y pueblos de Estados Unidos, el presidente Trump ha presionado a los gobernadores de los estados a que usen a la Guardia Nacional como fuerza de contención y a criminalizar a los manifestantes que sean detenidos.

Trump advirtió a los gobernadores y alcaldes de su país, que si ellos no echan mano de la Guardia Nacional como él les exige, sacaría a los soldados a las calles para controlar los disturbios invocando al Acta de Insurrección, prerrogativa que le concede la Constitución.

Este martes las protestas registradas en Estados Unidos fueron en su mayoría pacíficas, con algunas excepciones como en la capital estadunidense donde los manifestantes realizaron actos de violencia causando enfrentamientos con elementos policiacos.

Por la indignación nacional del asesinato de Floyd que implica abuso de la fuerza policiaca y racismo, los disturbios han estado aderezados con saqueos a las tiendas y destrucción de la propiedad privada.

Trump, amenazas

El presidente Trump sentenció que quienes sean detenidos por llevar a cabo los actos de violencia, de “terror” como los adjetivó él, serán procesados judicialmente con todo el peso de la ley para ser enviados a prisión por un largo período de tiempo.

Los reportes inconclusos por parte de la policía donde se han registrado las manifestaciones indican que desde el lunes de la semana pasada a la fecha han sido detenidas más de nueve mil personas, muchas de las cuales ya han sido puestas en libertad.

En su menaje Esper sostuvo que las fuerzas armadas cuando han sido llamadas al servicio de asuntos internos ha sido en respaldo a situaciones de emergencia, por razones de desastres naturales o de salud pública como es ahora la crisis por la pandemia del coronavirus.

“Nos comprometimos con el pueblo estadunidense a proteger sus derechos de libertad y de asambleas pacíficas… quienes están frustrados, enojados y buscan ser escuchados; deben tener garantía de que se les dé esa oportunidad”, destacó Esper.

El titular del Pentágono enfatizó que él está comprometido a cumplir los mandatos constituciones de cumplir con la aplicación de la ley, proteger la vida y la libertad para que las acciones violentas de unos cuantos no afecten los derechos y libertades de quienes obedecen las leyes.

Trump como comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, puede pasar por encima de las órdenes y deseos de su Secretario de Defensa y sacar a las tropas a las calles cuando se los ordene.

Nota relacionada: Manifestantes desafían toque de queda y vuelven a protestar en Los Ángeles, NY y Washington

Comentarios

Load More