Encinas y la comisión Ayotzinapa encabezaron operativo en zona minera de Guerrero

Operativo en el que participaron Alejandro Encinas e integrantes de la comisión que investiga el caso Ayotzinapa en Mezcala y Carrizalillo. Foto: Especial Operativo en el que participaron Alejandro Encinas e integrantes de la comisión que investiga el caso Ayotzinapa en Mezcala y Carrizalillo. Foto: Especial

CHILPANCINGO (proceso.com.mx).- El subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, y miembros de la comisión que investiga el caso Ayotzinapa encabezaron un operativo inédito en la zona minera de Mezcala y Carrizalillo en la región Centro de la entidad.

El despliegue de autoridades federales en la franja donde se asienta la empresa canadiense Lea Gold se realizó entre el 16 y 17 de junio, y se excluyó a las corporaciones estatales para “mantener en sigilo la investigación”, informó una fuente oficial.

En la movilización federal en Guerrero, que fue encabezada por el propio subsecretario de Gobernación federal, Alejandro Encinas, participaron solamente agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), de la Fiscalía General de la República (FGR), así como miembros de la Comisión que investiga el caso Ayotzinapa del gobierno federal.

Este grupo fue escoltado solo por agentes de la Guardia Nacional y después de llegar a Mezcala, enfilaron hacia el poblado de Carrizalillo donde se ubica la mina Lea Gold en el municipio de Eduardo Neri, señalaron testigos del despliegue federal.

Hasta el momento, ninguna autoridad del gobierno federal ha informado sobre el resultado de esa operación que se realiza en el contexto de la nueva investigación de la masacre y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa que hasta el momento sigue impune.

García Harfuch, en la controversia por sus lazos familiares, investigación de EU y el caso Ayotzinapa

La historia de la mina de Carrizalillo

Desde el 11 de octubre de 2014, la agencia de Proceso informó que los integrantes de la pandilla Los Peques, brazo armado de los Guerreros Unidos y señalados como responsables en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, salieron de Iguala y se refugiaron en el poblado de Carrizalillo, ubicado en el margen del río Mezcala y donde se encuentra asentada una de las principales minas de oro en el país, explotada por empresas canadienses como Gold Corp y Lea Gold.

Incluso, en noviembre de 2015, habitantes de este pueblo minero, confirmaron la versión y además denunciaron la existencia de narcofosas y que tenían indicios de que los normalistas desaparecidos habrían sido trasladados a este lugar controlado por la industria minera.

En ese entonces, las autoridades federales se enfocaron en desmantelar la estructura de Los Peques, grupo conformado por la familia Benítez Palacios, pero nunca investigaron la línea que apunta hacia la zona minera de Guerrero, donde habrían sido trasladados los normalistas, de acuerdo a los mismos pobladores.

En junio de 2016, fue capturado el jefe del clan de Los Peques, Víctor Hugo Benítez Palacios, un año antes, su primo Alejandro Palacios había sido detenido en la Ciudad de México y provocó una división en el grupo delictivo Guerreros Unidos que se mantiene a la fecha.

Cuando se registró la noche de Iguala, la mina de Carrizalillo era controlada por el grupo Guerreros Unidos, quienes previamente habían desplazado a sangre y fuego a Los Rojos durante el periodo que Omar García Harfuch, se desempeñó como coordinador de la Policía Federal en Guerrero.

Actualmente, la franja minera de Carrizalillo es dominada por el grupo de Tlacotepec que mantiene una confrontación con los Guerreros Unidos por el control de la zona minera de Cocula y Cuetzala, dos municipios enclavados en la zona Norte que son considerados como pieza clave en el caso Ayotzinapa.

Comentarios

Load More