Empresarios de Jalisco y Nuevo León, en la campaña Antiamlo

Empresarios de Jalisco y Nuevo León, en la campaña Antiamlo Coparmex Foto: Noreste

Ignoradas durante la gira del presidente López Obrador por Estados Unidos, las cúpulas empresariales del país se desdibujan como interlocutoras del gobierno, luego de casi dos años de confrontación y estrategias para consolidar bloques opositores al mandatario. En Nuevo León y Jalisco se anidan los principales esfuerzos, con escasos avances.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El sector empresarial de Jalisco apuntala desde hace dos años a los cuadros de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) para sostener un movimiento de oposición empresarial al gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Destacan en dicho movimiento los dueños de las fortunas que surgieron en los momentos dorados del salinismo y su ola privatizadora de bancos y paraestatales.

Durante los últimos 18 meses, ante las decisiones de la administración de López Obrador que han modificado las mecánicas y esquemas para las compras de gobierno en sectores como el petrolero, eléctrico, el de la construcción y el farmacéutico, empresarios de la Coparmex en Jalisco buscan influir en las decisiones y elección de políticos a escala municipal y estatal. 

La Coparmex también impulsa plataformas informativas que le permitan participar en el debate sobre las decisiones del actual gobierno, pero sobre todo contrarrestar el discurso del presidente en las redes sociales. 

En Nuevo León la Coparmex impulsa el movimiento Alternativas por México, en el que participa el Tecnológico de Monterrey para privilegiar el trabajo con la comunidad y la construcción de una plataforma para el empoderamiento ciudadano, según su discurso oficial. 

El secretario general de la Coparmex, Miguel Gallardo, insistió en una entrevista en que Alternativas por México no será un partido político ni una base para gestar candidaturas, sino que busca convertirse en una posición institucional apartidista. La Coparmex ha dicho que busca la capacitación para generar agentes de cambio que le permitan consolidar la democracia, además de promover alternativas de desarrollo y seguridad incluyentes.

Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2283 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 2 de agosto de 2020.

Load More