Facebook

Esto es el metaverso, el sucesor de internet al que le apuestan Facebook y Mark Zuckerberg

No se trata de participar más en la red, sino de actuar en ella de manera más natural, dice el fundador de la red social sobre el proyecto en el que convergen la interacción actual en las comunidades virtuales, el trabajo y el estudio a distancia y la inmersión propia de los videojuegos.
miércoles, 20 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En medio de las múltiples controversias por las que atraviesa la empresa Facebook, su creador Mark Zuckerberg apuesta por crear el internet del futuro, en el que todas las experiencias virtuales que ahora vive la gente de manera desordenada se desarrollen de manera más integrada y útil.

Un mundo en el que se combinen orgánicamente las interacciones sociales ya existentes mediante las redes con el trabajo y el estudio a distancia al estilo Zoom, cuya presencia se incrementó a raíz del covid-19 y cuyas rutinas permanecerán aun si la pandemia termina. Ambas incorporarían las experiencias inmersivas como las de los videojuegos tipo Fortnite, mediante el uso de avatares, visualizaciones 3D y técnicas de realidad virtual.

Pero el objetivo no es que la gente pase más tiempo conectada, sino vivir una mejor y más provechosa experiencia.

Esto es el metaverso, la más ambiciosa iniciativa de Zuckerberg, quien en 2004 creó una red social que dio un rumbo al uso del internet y que ahora se propone hacer realidad un mundo que todavía hoy suena a ciencia ficción.

El metaverso de Facebook fue anunciado a finales de junio por Zuckerberg a sus empleados mediante una conferencia virtual, en la que anunció que el futuro de la empresa iría mucho más allá de crear un conjunto de aplicaciones sociales conectadas y algún hardware que las respalde.

"Nuestro objetivo general en todas estas iniciativas es ayudar a dar vida al metaverso", dijo entonces.

Las claves del metaverso

La palabra está compuesta por el prefijo “meta”, que significa “más allá de” y “verso”, en alusión al universo. Fue acuñada por novelista de ciencia ficción Neal Stephenson en su libro “Snow Crash” de 1992, el cual describe un mundo virtual el que su protagonista interactúa con personajes del mundo real por medio de un avatar.

La descripción que hizo Zuckerberg en aquella conferencia sonó a una mezcla de mundos imaginarios como los recreados en el libro Ready Player One de Ernest Cline, llevada al cine por Steven Spielberg, con experimentos ya llevados a la práctica como el de Second Life de 2003, en los que se insertarían prácticas ya cotidianas ahora como la presencia activa en redes sociales, las videoconferencias, los videjuegos en línea y el consumo de entretenimiento mediante plataformas digitales.

De acuerdo con el portal The Verge, un ensayo del influyente capitalista de riesgo Matthew Ball se propuso identificar las características clave de un metaverso: tiene que abarcar los mundos físico y virtual; contener una economía de pleno derecho y ofrecer una “interoperabilidad sin precedentes”.

Esto significa que ninguna compañía por si sola ejecutará el metaverso, sino que será una "internet incorporada", operada por muchos actores diferentes de manera descentralizada, según dijo Zuckerberg.

De acuerdo con el empresario, el metaverso brindará una enorme oportunidad a los creadores y artistas individuales; a las personas que quieran trabajar y poseer una vivienda lejos de los centros urbanos de hoy; y a las personas que viven en lugares donde las oportunidades de educación o recreación son más limitadas.

“Un metaverso podría ser la mejor alternativa a un dispositivo de teletransportación que funcione”, aseguró.

"En lugar de solo ver contenido, estás en él"

En una entrevista con The Verge después de esa presentación, Zuckerberg amplió varios de los conceptos de cómo imagina ese mundo:

“El metaverso es una visión que abarca muchas empresas, toda la industria. Se puede pensar en él como el sucesor de Internet móvil. Y ciertamente no es algo que una sola empresa vaya a construir, pero creo que una gran parte de nuestro próximo capítulo, con suerte, contribuirá a construir eso, en asociación con muchas otras empresas, creadores y desarrolladores.

“Puedes pensar en el metaverso como una Internet incorporada, donde en lugar de solo ver contenido, estás en él. Y te sientes presente con otras personas como si estuvieras en otros lugares, teniendo diferentes experiencias que no necesariamente podrías tener en una aplicación 2D o página web, como bailar, por ejemplo, o diferentes tipos de ejercicios”.

El metaverso, aclara, no es solo realidad virtual o juegos.

“Será accesible en todas nuestras diferentes plataformas informáticas; realidad virtual y aumentada, pero también computadoras personales, y también dispositivos móviles y consolas de juegos.

“Y creo que el entretenimiento claramente va a ser una gran parte de eso, pero no creo que esto sea solo un juego. Creo que este es un entorno persistente y sincrónico en el que podemos estar juntos, que creo que probablemente se asemejará a una especie de híbrido entre las plataformas sociales que vemos hoy, pero un entorno en el que estás encarnado en él.

“Entonces eso puede ser 3D, no tiene por qué serlo. Es posible que pueda saltar a una experiencia, como un concierto en 3D o algo así, desde su teléfono, para que pueda obtener elementos que son 2D o elementos que son 3D”, detalló.

“Mo creo que se trate principalmente de participar más en Internet. Creo que se trata de comprometerse de forma más natural”, resume Zuckerberg.

“Lo que la realidad virtual y aumentada puede hacer, y lo que el metaverso en general va a ayudar a las personas a experimentar, es una sensación de presencia que creo que es mucho más natural en la forma en que estamos hechos para interactuar. Y creo que será más cómodo. Las interacciones que tengamos serán mucho más ricas, se sentirán reales.

“En el futuro, en lugar de simplemente hacer esto a través de una llamada telefónica, podrá sentarse como un holograma en mi sofá, o yo podré sentarme como un holograma en su sofá, y realmente se sentirá como estamos en el mismo lugar, incluso si estamos en diferentes estados o a cientos de millas de distancia. Entonces creo que eso es realmente poderoso”, aseguró.

Construcción responsable

En un artículo publicado dentro del sitio de noticias de la propia red social, Andrew Bosworth, vicepresidente de Facebook Reality Labs y Nick Clegg, vicepresidente de Asuntos Globales, lo definen así:

“El metaverso es un conjunto de espacios virtuales donde será posible crear y explorar junto a otras personas que no están en el mismo espacio físico que tú. Podrás pasar tiempo con amigos, trabajar, jugar, aprender, comprar, crear y más. No se trata de pasar más tiempo conectado, si no hacerlo de una manera más significativa”.

Advierten que no será creado en un día, sino que muchos de estos productos solo podrán realizarse en los próximos 10 a 15 años.

Asimismo aseguran que se está construyendo responsablemente:

“Trabajaremos con expertos especialistas en gobernanza, industria y el mundo académico para pensar en los retos y oportunidades en el metaverso. Por ejemplo, su éxito depende de su interoperabilidad con otros servicios, para que las experiencias de diferentes compañías funcionen entre ellas. También, necesitamos involucrar a las comunidades de derechos humanos y de derechos civiles desde el comienzo para garantizar que estas tecnologías sean desarrolladas de una manera inclusiva y empoderadora”.

Por lo pronto, Facebook ya anunció un Fondo para Investigación y Programas XR, una inversión de dos años por 50 millones de dólares para apoyar esta iniciativa. “A través de este fondo, colaboraremos con socios de la industria, grupos de derechos civiles, gobiernos, organizaciones sin fines de lucro e instituciones académicas para definir cómo desarrollar estas tecnologías de una manera responsable”.

Comentarios