La muerte en las canciones de Chava

martes, 5 de noviembre de 2002
México, D F (apro)- Al cantautor Salvador Flores Rivera (1920-1987), el inolvidable "Chava" Flores, se le conoció como el cronista musical y también como el compositor festivo de la Ciudad de México; pero en realidad, el catálogo de sus canciones muestra que en la temática de sus piezas fue más allá de la caracterización de los personajes urbanos En 1999, María Eugenia Flores de Velázquez, hija de "Chava" Flores y fundadora de Ediciones Ageleste, publicó "El cancionero de Chava Flores", donde se reproducen más de 200 melodías de corte popular, entre las que La Muerte aparece en ellas como una constante, muchas veces con ironía y algunas otras con realismo y hasta cierta profundidad existencial "Chava" Flores redactó en 1972 su autobiografía "Relatos de mi barrio" (Edamex), donde cuenta cómo la muerte de un compañerito suyo con el que estudiaba cuarto año (en la primaria vespertina Horacio Mann) lo inspiró para escribir su famosa canción "Pichicuás" en 1957, que fuera grabada entre otros por Manuel "El Loco" Valdés, hacia 1960 En un camellón de la avenida Chapultepec, "Chava", "Pichicuás", "La Negra" y otros amigos se juntaban para jugarse las canicas en torneos que habían cobrado fama a la salida de la escuela: "Esa tarde me apoderé del terreno ‘¡Las traía!’, iban en juego todas mis ‘cuicas’ contra las del ‘Pichicuás’ ‘Maté’ a ‘La Negra’; pero ‘La Negra’ ya me había ‘calaqueado’ a Argüelles ¡No le hacía! Hasta cierto punto ese era mi deseo, quedarme solo con ‘Pichicuás’, le llevaba toda la ventaja y comencé a cazarlo despiadadamente Como era su costumbre se escurría como anguila y no se dejaba dar ‘mate’; sabía que era re'te aventado y trataría de apoderarse del ‘hoyito’ a como diera lugar Opté por esperarlo pacientemente" De pronto, "Pichicuás" hizo el intento; pero estaba tan nervioso, que el tiro le salió demasiado largo, "vendiéndose" irremediablemente: "Mis nervios estaban calmados Lo miré y me miró Apunté El tiro era seguro pero nunca llegué a hacerlo ‘Pichicuás’ se interpuso Tiró su bolsa de canicas a mis pies, recogió sus útiles y corrió velozmente dejándonos atónitos a todos Lo vimos correr hacia la esquina y allá, como a media cuadra, venía el maldito camión de siempre, atascado hasta los topes ‘Pichicuás’ le hizo la parada, el camión pareció frenarse pero no lo hizo nunca ‘Pichicuás’ trató de encaramarse a él y, sin embargo, cayó Alguien quiso detenerlo de la ropa Lo único que hizo fue lanzarlo hacia debajo de las ruedas traseras que pasaron, con todo su peso, por encima de su cabeza" En memoria de "Pichicuás", "Chava" Flores hizo aquella tonada: "Pichicuás y Cupertino se pusieron con canicas a jugar Pichicuás que pide ‘mano’, Cupertino ‘rintincola’, ‘cola’ y ‘tras’ Que las ‘chiras’ son ‘al tiro’, que hay ‘calacas’ y ‘palomas’ y ‘el ahogado muerto está’" HUMOR DE CALAVERAS Quizá la más conocida canción donde "Chava" Flores retrata La Muerte con humor mexicano es "Cerró sus ojitos Cleto", de 1955: "Yo creo que adrede este Cleto se enfrió, pues lo que debe jamás lo pagó Tipo malaje, no fue tan guaje: con lo caro que está todo, regalado le salió" Sin fecha ni partitura es su chusca parodia a "La Calaca": "Tuve una novia tan flaca que le decían 'La Calaca'; pero como era bonita, yo le decía 'Calaquita' ¡Ay, ‘Calaca’, me muero por tus huesos Como no tuve dinero, se me fue con un muertero; pues uno nada se saca con una ingrata calaca Hoy vive en un cementerio porque el marido es muy serio Ya con ésta me despido con el corazón herido, porque aunque ya no me quiera, extraño su calavera" Una variante de este texto fue "Mi novia la flaca": "Tuve una novia tan flaca como una calaca buscando su entierro Cuando le daba yo un beso me daba mi hueso, creía que era perro Todo el que tiene flaquezas y se halla una de ésas ¡qué flaca es su suerte! ‘Ora me gustan gorditas que son chapeaditas y quieren re’ fuerte" "El crimen al alcance de la clase media" (1971), dice: "Quiero matar a mi vieja, la muy terca no se deja; ya he probado la estrictina y sólo le hace comezón Cuando muera esta comadre, yo les juro por mi madre que revive, por purita ‘fregación’" HUESOS DE ALEGRIA En 1956, "Chava" Flores escribió con humor este tango sobre "La desdichada Elvira": "Murió de amor la desdichada Elvira como pudo haber muerto de muerte puerperal; sin decir ‘Allá voy’ se peló de esta vida, su corazón sangrante dejó de funcionar Pagué la inhumación con los pelos de punta, no se consideró que puse a la difunta; pero Elvira murió, murió por el amado de corazón malvado, que hace un siglo la dejó" En 1971, "Chava" Flores creó otro tango, "Un pacto": "Vamos a hacer un pacto tú y yo No es que te quiera correr Dentro de veinte años a eso de las ocho puedes volver No es que te quiera matar De los dos alguno tiene que morirse, ¡ponte en mi lugar! Vamos a hacer un pacto tú y yo: Si te vas primero, te doy el vestido que te quería comprar Te ‘ajuareo’ muy bien; luego, a tu cajón; y al bajarte al hoyo te echarán tierrita mientras lloro yo" Otra curiosidad es el danzonete "El tololoche", de 1956, donde narra cómo se nació el violonchelo: "Hace poco más o menos siete siglos un arqueólogo una tumba descubrió Y en lugar del envoltorio de una momia un estuche muy grandote se encontró" "¿Quién dijo miedo?" es de 1956, aunque se desconoce la música: "Ya no sudes, Nacho, que te tiembla la pistola Yo no sé por qué soy macho si me esperan a comer ¡Ay, qué oscura está la noche y el panteón hay que pasar! Creo no estaba tan oscura cuando el puerco se perdió No le saco a las pistolas; pero a las balas, ¿quién no?" Otra variación sobre la dicotomía entre el valiente y el cobarde, "El que canta, el miedo espanta", que no tiene música: "No le corro a las pistolas, yo le corro a los balazos Si el que canta el miedo espanta, yo así canto a hora cualquiera ¡Oiga usted, cómo se canta cuando hay una balacera! Ya el matón está en el bote y yo estoy feliz, feliz No me miren de soslayo, hago mutis y me escurro, porque el miedo no anda en burro" A LUCIO CABAÑAS "Chava" hizo algunas piezas cotorras acerca de eventos bélicos ("Dos horas de balazos", "Pobre Tom") y a ritmo de marcha sobre la Revolución Mexicana, parodiando a los soldados Estos fragmentos son de "El soldado que no ataque, ¡que se muera!", de 1956: "Mis soldados, marchemos altivos, Pancho López nos quiere sonar y debemos ponernos muy vivos no se vale ponerse a chillar El soldado que no ataque, ¡que se muera!, lo velamos y lo vamos a enterrar Lo enterramos con las patas pa’fuera Pa’que sepa su familia ‘onde está" Su "Corrido a Lucio Cabañas" data de 1975 "Chava" Flores comienza la primera de dieciséis estrofas con la presentación: "Señores, soy cancionero que sólo canta campañas Hoy traigo el canto cerrero de la parca y sus guadañas, pues mataron en Guerrero al menta’o Lucio Cabañas" Y culmina: " Primero vino el engaño Estaba Lucio en palique cuando un escuincle algo extraño le dijo: --Deja te explique: dice Jacinto Cataño que te habla afuera un cacique Salió Cabañas mosqueado pensando: ‘Me quiere a solas’, cuando de pronto, ¡cuidado!, se oye una descarga y ¡bolas! Fue cayendo de a ladito y harta sangre por la boca, levantó el polvo un poquito, su cabeza dio en la roca y ahí murió el ‘probecito’, diciendo nomás: ‘¡Qué poca’!" LA PELONA Y CHAVA Heredero de la lírica modernista y de la canción mexicana de finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, con autores anónimos como el de la melodía "Antes que el negro y solitario olvido" y otros como Melesio Morales ("Guarda esa flor") o Guty Cárdenas ("Flor se llamaba"), "Chava" Flores no se resistió a reunirse con la amada en el más allá ("La cita es hoy", de 1962): "Te espero entre las sombras del panteón para entregarte de nuevo todo el amor que no hubo tiempo de ofrendarte Las tumbas serán testigos, como ayer, de nuestro encuentro, y bajo la pálida luz de la Luna senil, tus labios besaré La cita es hoy, mañana y de por vida, tú acudirás porque te espero yo Quiero otra vez en el panteón sombrío besar tus labios fríos, que ardientes ya besé" Así mismo, a mediados de los años sesenta, "Chava" Flores escribió en tono serio "El día en que yo me muera": "El día en que yo me muera, no vayas a llorar Al visitar mi tumba, te quiero oír cantar Tal vez ante esa tierra sabrás lo que te quise, yo quiero oír que dices que ya aprendiste a amar" En 1966, "Chava" Flores compuso el bolero "Esta vida que me estorba": "Esta vida que me estorba, donde quiera me la encuentro No puedo librarme de ella, todavía me anda siguiendo Sólo sé que es mi castigo por quererte tanto, tanto Para no manchar el cielo, tiene que seguir tu amor" Una canción en estilo de clave cubana, sin fecha, es la irónica "Me voy", de aquel hombre que cae hasta el fondo y no piensa más que en volver para restituir su honor: "Porque mis tristezas del fango son, me voy Porque en mis abismos ya no entra ni el Sol, adiós Vuelvo a las tinieblas y hay tanto en mí que estoy asqueado de todo, revuelto en el lodo en el cual caí" "Ha muerto el día" goza de reminiscencias poéticas del Grupo de Contemporáneos: "¡Ay pobre día, tan buena cara en la mañana que tenía! Ni quién pensara que este día tan hermoso, Muriera triste, todo achacoso La Luna se fue al velorio, tal vez regrese mañana Si el día se muere, ¿qué le espera al que no ría? Y al que se ría, creo que también le llega el día El día se ha muerto ¡Que viva el día!" Rubén Fuentes puso música de vals a la letra de "Chava" Flores, "Mentira piadosa", semilla filosófica en apariencia inocente: "Cerca de una malva murió un suspiro, murió un suspiro, y ella dijo llorando: --¡Yo te he querido, yo te he querido! --Pero, vida, no llores cuando lo digas, cuando lo digas, que yo también te quiero mientras tú vivas, mientras tú vivas La mentira piadosa fui alimentando, fui alimentando Pobre malvita en rosa: quedó llorando, quedó llorando" Salvador Flores Rivera falleció el 5 de agosto de 1987 de cáncer en el estómago Su herencia musical es inmensa y recientemente la disquera EMI sacó algunas de las grabaciones cómicas en dos platos láser, mismas que lo hicieron celebre En realidad, su discografía personal y muchos otros registros que le grabaron multitud de intérpretes, permanece empolvada en discotecas privadas

Comentarios