ADELANTO DE LIBROS: "Irineo Paz. Letra y espada liberal", de Napoleón Rodríguez

jueves, 13 de junio de 2002
México, D F (apro)- Después de su estudio "Ireneo Paz, liberal jalisciense", el historiador coahuilense Napoleón Rodríguez (1946) entrega en la Colección Fontamata su ensayo "Ireneo Paz Letra y espada liberal", un delicioso libro de 153 páginas Del primer volumen recibió una cálida misiva de Octavio Paz, el poeta hijo de Ireneo, que Rodríguez reproduce ahora, y de la cual en 1997 había publicado fragmentos en la revista "Proceso", cuando dio a conocer su trabajo monográfico También ofrece, a manera de prólogo, "Los Paz, una familia de editores", que publicó para la revista "Paréntesis", año 1, número 2, de enero de 2000 Luego del ensayo, Rodríguez introduce una conversación que sostuvo con Octavio Paz en 1982, digno remate de un libro así El siguiente es el texto anunciado, "Los Paz, una familia de editores": * * * Siguiendo la tradición de las familias de editores que florecieron a principios del siglo XIX, y entre las que destacaba la de Mariano Galván, famoso por sus calendarios, a fines del siglo descollaba la de Ireneo Paz, quien con sus hijos Carlos y Arturo fundó y editó varias revistas culturales y publicó numerosísimos textos escolares, catecismos patrios, almanaques, o calendarios con efemérides del año en turno, en los que colaboraron artistas e intelectuales de primer orden En el periódico "La Patria", diario de Paz, Rosa y Amalia (1) siguieron la directriz del viejo patriarca; la página de cultura, una especie de suplemento cultural, fue dirigida por la segunda, hija mayor de Ireneo Paz (a la que el nieto, Octavio, describió como "virgen somnílocua" en "Pasado en claro") En ese espacio se dieron a conocer artículos interesantes Los Paz publicaron revistas de modas pero especialmente sobresalió una revista de cultura dirigida por ellos: "La Revista de México", de tirada quincenal y en la que firmaba como director Arturo Paz (2), segundo hijo de la rama varonil La revista fue costeada por suscriptores y subvencionada por el presidente Díaz Llevaba en la portada el nombre y la razón social bajo la firma de Arturo Paz y Compañía, Editores, y se imprimía en los talleres de "La Patria" El anuncio de suscripción rezaba una serie de precios que oscilaban entre 25 y 75 centavos al mes, dentro y fuera de la Ciudad de México Arturo publicó una novela costumbrista por entregas: "Perjura", y un catecismo histórico para los alumnos de las escuelas primarias Rosa y Amalia figuran como traductoras de autores ingleses y franceses Las dos conocían bien el negocio, pues fueron discípulas aventajadas del famoso editor de "El Diario del Hogar", don Filomeno Mata, a quien frecuentaban en busca de consejo Carlos, el mayor de los hijos varones, se independizó y, tras hacer estudios de economía en Estados Unidos, abrió una imprenta bajo el nombre de Tipografía Moderna, en la segunda calle del Factor número 7 (actualmente calle de Allende) Allí se llevaron a cabo multitud de trabajos para despachos económicos-contables, y papelería del ramo de contaduría Por esa época --hacia 1890--, Ireneo Paz fungía como representante popular y era señalado como un inquieto diputado que prestaba su "cooperación científica, y su saber mundano a las leyes de más importancia, a las sabias instituciones que nos rigen y su apoyo moral a la libertad y a la patria" Junto a Paz descollaban Casasús, Limantour y otros que, a la larga, formarían el connotado "círculo científico" porfirista Diversas curiosidades se editaron en la Imprenta, entre las que sobresale un libro de suma rareza: "Autógrafos de contemporáneos ilustres" En ese volumen, dedicado "a las escuelas de la República Mexicana", Ireneo Paz recogió las opiniones de los hombres del régimen sobre la educación de la niñez La lista la encabezaba el presidente Porfirio Díaz Paz escribió de su puño y letra una carta dedicada a la niñez En "La Patria Ilustrada", del 5 de julio de 1886, se publicó un cuento alemán traducido por Ignacio Manuel Altamirano, y en las mismas páginas Agapito Silva, poeta de la época, le dedicó un sentido poema a Amalia Paz Pero lo más importante fue la publicación por entregas de la primera "Leyenda histórica" que Ireneo Paz dio a la imprenta Se trata de "El licenciado Verdad" También se dieron a conocer, en el rotativo quincenal, litografías en las que se aprecian los severos daños que causaron a la capital las lluvias incesantes de aquel aciago año de 1886 (1) Ambas hijas de Ireneo Paz (2) También fue jefe de Redacción de "La juventud literaria"

Comentarios