Restaurarán iglesia de San Juan Bautista en Coyoacán

miércoles, 9 de noviembre de 2005
* Es monumento nacional desde abril de 1934 * El INAH diseñó un proyecto integral México, D F, 8 de noviembre (apro)- Luego de cien años de no tener una intervención, la Parroquia de San Juan Bautista, ubicada en el Jardín Hidalgo, en el corazón de Coyoacán, será objeto de una restauración integral, encabezada por la las autoridades delegacionales El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha diseñado un plan maestro que se desarrollará en varias etapas y comprenderá la restauración de la torre y el campanario, la fachada y el portal de peregrinos, el costado norte del monumento, el costado poniente y, finalmente, la intervención del interior de la iglesia Declarado monumento nacional el 13 de abril de 1934, el conjunto no era intervenido desde hace cien años Según una ficha de la Dirección de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural del Conaculta, el edificio --que comenzó a construirse hacia el año 1592-- tuvo su antecedente en un inmueble erigido por los dominicos de manera provisional en 1528 sobre un calmecac, cuyas ruinas se conservan bajo uno de los claustros del convento En la construcción del edificio actual intervinieron los frailes Ambrosio de Santa María y Juan de la Cruz, y los fundadores fueron el cacique indígena Juan de Guzmán Ixtolinque y su esposa "El templo original tenía tres naves espaciosas, divididas por columnas de cantera y arcos ?muy costosos?; la nave central, más elevada, se cubría con viguería plana La iglesia fue abovedada pero, al quitarse la cimbra, sus bóvedas se derrumbaron; se construyó entonces un hermoso techo de alfarje", de acuerdo con la ficha del Conaculta Hacia los siglos XVIII y XIX el templo fue objeto de obras y en 1787 la iglesia fue reedificada Luego se consigna que en 1789 el director de arquitectura de la Academia de San Carlos, Antonio González Velázquez, realizó un presupuesto para la reparación del templo que entonces fue de 21 mil 728 pesos El tiempo pasó y no se reedificó el edificio, sino que a mediados de 1802, cuando apenas se tenían 12 mil pesos de lo originalmente presupuestado, se iniciaron las reparaciones más urgentes Se consigna, así mismo, que en 1841 Fanny Erskine Inglis, marquesa de Calderón de la Barca, visitó el conjunto y en su obra La vida en México describe la decoración del templo y lo califica como "no de los más bellos templos del pueblo que hemos visto () iluminado brillantemente y adornado con cargamentos de flores y frutas, especialmente naranjas" Mañana miércoles 9 de noviembre, en las instalaciones de la parroquia, se dará a conocer el proyecto integral en el cual intervendrán el arquitecto Carlos Martínez Ortigoza, del INAH; Cristina Artigas de Latapí, de la Dirección General de Sitios y Monumentos; el arquitecto Javier Villalobos, proyectista restaurador de Vigomarq; además del párroco Juan Pedro Murillo Hernández y el Comité Vecinal del Barrio de la Conchita